El ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, informó el domingo que hasta el 2020 el país generará 545 megavatios de energías alternativas, gracias a las importantes inversiones que se realizan en el sector, por instructiva del presidente Evo Morales.

“En la historia de Bolivia jamás se ha pensado en el desarrollo de las energías alternativas, hasta el 2005 no se producía ni un megavatio (MW), con el presidente Evo Morales se cambió esa lógica, con inversiones importantes ya tangibles como la Planta Solar de Cobija y la Planta Eólica de Qollpana, hasta el 2020 generaremos 545 MW sólo de energías alternativas”, remarcó Sánchez, citado en un boletín institucional.

“Con el presidente Evo Morales se hizo la Planta Solar de Cobija que genera 5 MW, el Eólico de Qollpana de 27 MW y tenemos en desarrollo otros 18 proyectos de generación de energías alternativas en distintos departamentos, de acuerdo a sus potencialidades”, subrayó.

Remarcó que Bolivia incrementará en los próximos cuatro años su generación de energías alternativas en 486 MW, de los cuales, 148 MW serán por generación eólica; 173 MW solar; 40 MW biomasa; y 55 MW geotermia.

“Como nunca Bolivia invierte en la generación de energía limpia”, insistió.

Por otro lado, dijo que dentro de la política de soberanía energética está el cambio de la matriz energética, por lo que hasta el 2015, el 72 por ciento de la generación era térmica; 25 por ciento hidroeléctricas; y un 3 por ciento energías renovables.

“El 2020 reduciremos las termoeléctricas a 55 por ciento, las hidroeléctricas representarán el 33 por ciento y las energías alternativas representarán el 12 por ciento del total de la generación”, agregó.

Afirmó que con todos esos proyectos se garantiza la seguridad energética en el país, además de los compromisos de exportación a países vecinos.

El Ministerio de Hidrocarburos y Energía, a través de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), tiene previsto invertir hasta el 2020, unos 1.052 millones de dólares en energías alternativas, mientras que en proyectos hidroeléctricos la suma asciende a 2.047 millones de dólares, de acuerdo a información oficial.

En lo que respecta al cambio de la matriz energética en el sector hidrocarburífero, Sánchez, dijo que el Estado tiene como prioridad el mercado interno, por eso se cambió la matriz energética. Es así que la cobertura de gas domiciliario el 2005 era de 48.660 instalaciones lo que representaba el 0,6 por ciento, desde el 2006 se hizo inversiones importantes y en la actualidad la cobertura supera las 700.000 instalaciones.

Publicado en El país online