Con el objetivo de responder a las necesidades de la sociedad, robots, vehículos, alimentos, entre otros, fueron parte de los mejores 180 proyectos de estudiantes de institutos técnicos-tecnológicos de Bolivia, que se expusieron en el Coliseo cerrado de la ciudad de La Paz.

El director general de Educación Técnica y Tecnológica del Ministerio de Educación, Édgar Pari, informó que los estudiantes pre seleccionados de institutos técnicos-tecnológicos de todo el país, expondrán sus iniciativas hasta mañana 23 de septiembre, en el Coliseo “Julio Borelli Viterito”, en el que fue denominado el “9º Encuentro de investigación e innovación tecnológica/productiva del Institutos de Formación Superior Técnica y Tecnológica del Estado Plurinacional de Bolivia”.

La autoridad manifestó que el objetivo de este encuentro es mostrar cómo responden los estudiantes a las necesidades y características socioeconómicas y culturales del Estado, a través del desarrollo e implementación de proyectos de investigación e innovación tecnológica, en los Institutos Técnicos y Tecnológicos.

“Vemos que los avances tecnológicos son muy importantes, todos los proyectos fueron innovadores; de más de 400 fueron seleccionados 180 proyectos de mecánica industrial, mecánica automotriz, industria alimentos, textiles, gastronomía, turismo, electricidad y electrónica”, dijo.

Consideró que existe una formación de calidad, en los estudiantes, quiénes demuestran su valor intelectual al momento de diseñar y poner en marcha sus emprendimientos innovadores.

ROBOTS DE BURBUJAS

Los estudiantes del Instituto Tecnológico García de Tupiza, Potosí, fabricaron un robot generador de burbujas, que pueda servir para ambientar fiestas infantiles, discotecas, matrimonios o cualquier acontecimiento social, que requiera de un toque especial.

Los estudiantes Wilfredo Segarrundo y Walter Romero, junto a su docente Herminio Burgos, presentaron su proyecto que les demoró dos meses, aproximadamente, de creación y puesta en marcha, para el entretenimiento.

“De un proyecto pequeño logramos crear uno más grande y más preciso”, dijo Segarrundo.

El robot “Arturito” tiene un costo aproximado de 2.300 bolivianos, está elaborado de planchas y un motor, una botella con jabón para burbujas, y es pequeño, y fácil de movilizar.

VEHÍCULO ESPECIAL

Otro de los equipos innovadores, fue del Instituto Tecnológico Don Bosco El Alto, que realizó la implementación de un ascensor hidráulico en un vehículo particular para personas con discapacidad.

Sus participantes Abel Illatarco, Tito Quispe, Richar Vargas, Ruth Avalos, y su docente Ricardo Condori Llusco, presentaron la innovación, y realizaron las demostraciones de cómo está innovación puede ayudar a las personas con discapacidad motora.

El elevador automático fue creado para las personas que requieren trasladarse en silla de ruedas, tiene un dispositivo de control con botones y un circuito interno de elevación y descenso para lograr la maniobra.

“Las medidas de seguridad fueron aplicadas para evitar accidentes, tiene cuatro cinturones de seguridad, un freno y la plataforma puede soportar de 100 a 300 kilogramos de fuerza; es portátil y aproximadamente costaría 5.260 bolivianos debido a que el sistema se monitorea por cilindros hidráulicos (nos costó la mayor parte del proyecto)”, explicó Illatarco.

BEBIDA INSTANTÁNEA

En cuanto a la innovación de la industria alimenticia, las estudiantes del Instituto Tecnológico de Mecapaca, Blanca Tarqui y Jhoselin Mamani, junto a su docente de industrias y alimentos, Irene Cortez, crearon juegos instantáneos a base de hortalizas: betarraga, apio y zanahoria.

La elaboración del juego en polvo, permite –según sus creadoras– otorgar un mayor beneficio a la población que los consuma, además éste es deshidratado y de fácil preparación, y tendría un costo de 4 Bs el sobrecito instantáneo para un litro de bebida saludable.

El proyecto logró transformar la materia prima de betarraga, zanahoria y apio, a través de un secado por carpa solar, además la pulverización para que el producto pueda ser adquirido. El tiempo de elaboración del proyecto fue de cuatro días aproximadamente.

Publicado en FM Bolivia