La lluvia de meteoros que se observó durante las madrugadas del viernes y sábado resultó ser muy activa, tal y como se pronosticaba.

Observadores de la Sociedad de Astronomía del Caribe (SAC) reportaron que una gran cantidad de meteoros fueron visibles a simple vista.

“Logramos ver 506 meteoros Perseidas en un lapso de 4.75 horas. Pero lo que llamó la atención fue que entre las 3:40 a.m. y 4:00 a.m. del viernes (un lapso de solo 20 minutos) se vieron un total de 150 meteoros, lo que equivale a unos 7 a 8 meteoros por minuto”, destacó Oswaldo Torres, secretario de la SAC.

La entidad educativa indicó que el meteoro más impresionante se avistó cerca de las 4:16 a.m. del viernes en dirección al noreste. “No solo lució muy brillante, sino que luego de verse el veloz meteoro, dejó una estela de humo intensa y de color azul claro que se mantuvo visible a simple vista por al menos 45 segundos”, señaló Eddie Irizarry, vicepresidente de la SAC. La estela fue observada durante unos 60 segundos adicionales a través de binoculares mientras esta se disipaba.

El evento astronómico se debe a que la Tierra está pasando esta semana por una zona de residuos liberados por pasos previos del cometa 109P (Swift-Tuttle). Varios astrónomos anticipaban que esta semana se verían más meteoros Perseidas que en años anteriores debido a que la fuerza gravitacional del planeta Júpiter desplazaría la zona de partículas dejadas por el cometa, acercándola más a la órbita por la cual pasaría la Tierra.

Más meteoros en estas noches

Aunque se anticipaba que la mayor actividad de meteoros sería en las madrugadas del viernes y sábado, unos pocos meteoros pudieran ser visibles en las próximas noches, especialmente entre la medianoche y el amanecer.

A estos meteoros se les llama Perseidas debido a que aparentan surgir de Perseo, una constelación que aparece en dirección al noreste a partir de la medianoche. Sin embargo, la SAC aclaró que pueden ser visibles por cualquier parte del cielo.

El astrónomo Peter Jenniskens, del Centro de Investigaciones Ames de la NASA, confirmó ayer que se detectó evidencia que demuestra que la Tierra estuvo pasando en estas noches por zonas en donde el cometa Swift-Tuttle liberó partículas hace siglos.

De hecho, los meteoros que se observaron desde Puerto Rico y otras partes del planeta fueron residuos dejados por el cometa durante acercamientos al interior del Sistema Solar en los años 441, 1079 y 1862, según cálculos de científicos.

La SAC logró captar algunas imágenes del espectáculo celeste y compartió un video en el que se aprecian algunos de los meteoros que se vieron mejor desde zonas alejadas de la contaminación lumínica que afecta a la Isla.

Publicado en El Nuevo Día