AI finalizar julio debería estar lista una hoja de ruta, realizada por dos expertos internacionales, que tiene como fin ayudar a agilizar el proceso de implementación de la televisión digital en Guatemala.

En mayo, la Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT) recibió a Randall Treviño, de la oficina para América de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), y Allan Ruiz, experto en televisión digital, quienes se reunieron con Raúl Solares, titular de la SIT-y representantes del sector privado “que pudieran tener relación con el proceso de implementación digital”.

Se acordó que estos expertos elaborarían una hoja de ruta que ayude a agilizar el proceso de implementación. La fecha de la que se habla es finales de julio y el documento será entregado a Solares, para que se le puedan hacer adaptaciones y ajustes. El siguiente paso seria realizar un acuerdo gubernativo, que tenga como fin iniciar la implementación de la televisión digital en el país en el corto plazo.

En 2013 se publicó el acuerdo Gubernativo 226-2013, que establecía que los “prestadores de servicios” debían implementar de manera gradual al sistema ISDB-Tb, conocido como la Norma Japonesa-Brasileña. Pero a la fecha todavía sigue sin haber demasiados avances a información sobre la implementación da la nueva tecnología

¿Se acaba con la concentración?

En las reuniones de mayo participó Ia Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport) por medio de su Comité lcrea. Según explica su coordinadora, Astrid de la Cruz, la opción de la televisión digital es una excelente iniciativa que abre la posibilidad de participar a más actores.

“Lo más probable, según entendemos, será la multiplicación de los canales de transmisión existentes a la fecha. Por ejemplo, si se apuesta por la transmisión estándar, se podrían tener cuatro canales por cada frecuencia. Esto significaría cuatro canales con cuatro parrillas diferentes de televisión simultáneas. en el espacio en el que hoy se transporta el contenido de una sola estación de televisión”. explicó.

Esto supondría. según De la Cruz. una gran apertura de posibilidades interesantes para los empresarios que generan creatividad y contenidos. Además de lograr una apertura de la competencia en la generación de los mismos.

México como ejemplo

El caso más cercano y reciente de apagón analógico es el de Mexico a finales de 2015. donde se pasó de 311 a 676 canales en todo el país. Este proceso fue de la mano de la reforma en telecomunicaciones y radiodifusión que buscaba acabar con la concentración que se da en sectores como el de la televisión abierta, por medio de nuevas licitaciones. Al revisar algunas publicaciones en el país vecino, quedan dudas si realmente se logró la ampliación de propietarios o los mismos siguieron con el control.

En unas declaraciones en junio de este año. Gabriel Contreras Saldívar. presidente del mexicano Instituto Federal de Comunicaciones (IFC) decía que con la reforma se logró una mayor competencia, la bajada de precios o Ia mejora de Ia calidad de los servicios. Esto, según él, benefició a los consumidores en todos los ámbitos relacionados con la televisión, la telefonía o la conexión a Internet. Estos cambios estuvieron acompañados de un incremento del espectro radioeléctrico asignado en un 40 por ciento.

Llevará tiempo

Este proceso aún llevará tiempo en opinión de Astrid de la Cruz, debido a que es necesario cambiar toda la tecnología actual. Pero cree que este cambio diversificaría las posibilidades de servicio, permitiendo a unas empresas centrarse solo en la transmisión y a otras dedicarse a la generación de contenidos.

El Periódico