Cuatro parques eólicos nuevos estarán operativos a mitad del próximo año y aportarán 350 megavatios a la matriz de generación eléctrica nacional, lo que representará una mayor soberanía energética para el país, dijo el director de UTE, Walter Sosa.

En la actualidad, los parques eólicos que se encuentran operativos aportan unos 1.100 megavatios (MW) a la matriz eléctrica. Cuando se incorporen los cuatro proyectos que ya están en ejecución, se alcanzarán los 1.450 MW: más del 30% más que ahora.

El emprendimiento eólico más grande en ejecución es el de Pampa, en Tacuarembó. Con su finalización prevista para julio de este año, este parque tendrá una potencia instalada de 140 MW y supone una inversión de 320 millones de dólares, confirmó el director de UTE, Walter Sosa, a la Secretaría de Comunicación Institucional de Presidencia.

También pronto para julio de 2016, el proyecto de Valentines, en el límite entre Florida y Treinta y Tres, representa una inversión de 171 millones de dólares.

Previsto para unos meses después, las instalaciones del parque eólico Palomas de Salto estarán en funcionamiento en octubre de este año. Estas aportarán unos 71 MW a la matriz energética, hecho alcanzado con una inversión de 150 millones de dólares.

Con destino a este parque eólico, la semana pasada se trasladaron aerogeneradores para molinos de vientos desde el puerto de Fray Bentos hacia la localidad de Palomas en Salto. El emprendimiento, en ejecución bajo la modalidad de leasing operativo, será alquilado por UTE por 20 años con opción a compra al finalizar el período. Además de la compra de aerogeneradores, la obra incluye el acondicionamiento del terreno, la cimentación, la caminería, el cableado y las estaciones.

Finalmente, el parque eólico de Arias conseguirá una potencia de 70 MW y está previsto que esté operativo para junio de 2017. La inversión estimada para este proyecto es de 177 millones de dólares.

Soberanía energética

“La incorporación de estos cuatro nuevos complejos nos darán una mayor soberanía energética permitiéndole al país no estar expuesto a las variaciones de los combustibles”, afirmó Sosa.

En la misma línea, el director de UTE destacó que estos emprendimientos permitirán disminuir aún más la vulnerabilidad del sistema que existía en 2005 por el gran retraso de inversiones en generación.

“Desde esa fecha al presente se efectuaron inversiones de gran relevancia”, afirmó, haciendo referencia a los parques eólicos y a la central de ciclo combinado de Puntas del Tigre que, en conjunto, permitirá reducir al ente energético los costos de abastecimiento.

La Red 21