La posición del sector privado hondureño en relación al anunciado aumento de tarifas por electricidad, es que primero se debe reducir las pérdidas que experimenta la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), luego que se conociera que aumentaron de 32 a 38 por ciento.

Además, que mientras no se dialogue a profundidad sobre el nuevo pliego tarifario “no puede haber aumento”, expresó ayer el director ejecutivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Armando Urtecho.

“Mientras no cobren a quienes están utilizando el servicio” no pueden proceder a aumentar los costos de la energía para que sea pagado el aumento por los usuarios que sí cumplen cancelando en tiempo y forma la factura, apuntó.

“Eso no es justo -consideró- primero tienen que arreglarse internamente, antes de venir a hacer cobros, si lo que quieren es cobrarle a los mismos, entonces, que lo digan, pero el sector privado no va apoyar esa actitud”.

En relación a la posición de algunos sectores como el Sindicato de Trabajadores de la ENEE (STENEE) que plantea al gobierno desestimar el incentivo de tres centavos de dólares por kilovatio para la energía limpia, Urtecho dijo que no se pueden cambiar las reglas.

“Así no se juega en la economía del libre mercado, si tienen que cumplir los contratos, sino que no pongan iniciativas. Eso es equivocado, estamos en un Estado de Derecho”, arguyó el ejecutivo.

La tribuna