Jaguares, pecaríes de labios blancos y tapires de Baird —tres especies raras de mamíferos, altamente sensibles a la intervención humana y cuya conservación está amenazada— podrían desaparecer de Nicaragua con la construcción del Canal Interoceánico si no se toman medidas, advierte un estudio.

“Estas especies se mueven buscando alimento y necesitan corredores de hábitat y conectividad para mantener su diversidad genética y el tamaño de sus manadas, una de sus mayores protecciones contra los predadores”, dice a SciDev.Net Wes Sechrest, jefe científico de Global Wildlife Conservation, una de las instituciones que junto a la ONG Panthera y la Universidad Estatal de Michigan publicaron el estudio en PLoS ONE (23 marzo).

Usando cámaras-trampa, los investigadores estudiaron la ocupación territorial de estas y otras cinco especies de mamíferos en la región sureste de Nicaragua (ver mapa), zona ubicada en un territorio considerado como uno de los mejores ecosistemas para mamíferos terrestres en Centroamérica.

Esta zona de alta biodiversidad será fuertemente impactada por la construcción del canal, una obra de 272 kilómetros de extensión que cruzará entre las costas Pacífica y Caribe, atravesará 105 km del lago Nicaragua, incluirá obras viales y la inundación de 395 km2 para crear el lago Atlanta, generando pérdidas masivas de bosques.

La fragmentación del área, señala Sechrest, “causará la pérdida de hábitat adecuado para las tres especies. Además, durante la construcción habrá un aumento de ganaderos en bosques protegidos y más gente viviendo en la zona, elevando la presión de caza sobre ellas”.
Para contrarrestar el impacto, los investigadores plantean cinco propuestas: mover la ubicación del lago Atlanta, o ajustar su tamaño para minimizar las inundaciones en áreas donde hay una mayor ocupación de las tres especies; construir pequeñas islas forestadas a lo largo del borde oriental del lago Atlanta para que las especies puedan utilizarlas como refugios; maximizar la protección de los bosques ribereños y sitios clave más cercanos al canal, incluyendo Indio-Maíz, Cerro Silva norte y la región de Bluefields.

Además, sugieren incluir estructuras y medidas específicas que permitan a los grandes mamíferos cruzar el canal o permanecer en su vecindad (ej. evitar el tráfico o el uso de luces cuando es más probable que circulen los animales) e incluir estructuras y medidas en las rutas de acceso y proyectos auxiliares que aumenten la posibilidad de que los grandes mamíferos las crucen y se queden en sus alrededores. Esto último considera especialmente las carreteras de acceso que dividirán bosques de conservación prioritaria entre el lado oriental del lago Atlanta y la costa Caribeña.

Sci Dev Net