Desde ayer, el Sarmientosaurus mussacchioi se sumó a la galeria de dinosaurios argentinos. Se trata de la cabeza de un tiranosaurio y es la primera vez que se encontraron restos de un cráneo en tan buen estado de conservación.

El Sarmientosaurus fue hallado en 1997, pero después de años de estudio recién fue presentado en sociedad por sus descubridores del Laboratorio de Paleovertebrados de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, quienes dieron la noticia en la revista especializada PLoS ONE.

Hasta ahora, sólo existían en el mundo otras tres cabezas de titanosaurio. Pero esta es la que mejor ha logrado conservarse ya que los huesos delicados del cráneo dificultaban el proceso de fosilización. Los científicos creen que a partir de este descubrimiento podrán tener información valiosa sobre el funcionamiento del cerebro de estos animales.

Los titanosaurus habitaron la Tierra hace 95 millones de años. Eran hervíboros, median más de 12 metros y pesaban alrededor de 10 toneladas. Rubén Martínez, descubridor de estos restos, fue quien eligió el nombre de Sarmientosaurus, ya que los fósiles se encontraron en la localidad de Sarmiento, en Chubut. Musssacchioi, en cambio fue en honor al paleontólgo Eduardo Musacchio, muerto en 2011.

“A pesar de que se han descubierto al menos 200 especies de de dinosaurios saurópodos, y 60 especies de titanosaurios, sus cráneos son tan raros como dientes de gallina”, aseguró Matthew Lamanna, especialista del Museo Carnegie de Historia Natural de Pittsburg y quien colaboró en la investigación sobre el Sarmientosaurus.

Clarín