Las iniciativas para acercar a las mujeres a la ciencia y a la tecnología, en general, y a la informática, en particular, vienen tomando fuerza en el país, aunque falta mucho y los recursos con que se cuentan son generados por aportes limitados de diferentes entidades.

Entre los programas que se están implementando se encuentran los delMinisterio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic) e Intel Costa Rica.

Este año será particularmente activo debido a las necesidades de talento en la industria, por un lado, y a los esfuerzos para que se reconozca el aporte de las mujeres en la innovación y para enfrentar la desigualdad que se vive también en el sector cientifico y tecnológico, por el otro.

Para este año 2016 el Micitt está apoyando iniciativas de promoción de las vocaciones científicas en niñas y adolescentes, así como patrocina el XI Congreso de Ciencia, Tecnología y Género, que se realizará en julio próximo.

Camtic presentará su Capítulo de Mujeres, el el próximo 25 de mayo, actividad donde se quiere juntar a las empresas del sector digital que tienen acciones para la equidad de género y programas de atracción de mujeres.

También se espera atraer la participación del sector público y la organizaciones interesadas para fortalecer la participación de las mujeres en la industria digital.

Durante el año este Capítulo continuará con las acciones desarrolladas hasta el momento, en especial el trabajo de información en colegios y el análisis de políticas públicas para proponer acciones e incentivos que permitan atraer más mujeres a las profesiones digitales.

Además desarrollará un programa de capacitación y formación para fortalecer la participación de las mujeres en el sector digital.

Intel, aparte de apoyar iniciativas locales que incentiven la participación femenina en el campo tecnológico, anunció que mantiene la meta de incrementar 40% la cantidad de mujeres que trabajan en la empresa para el año 2020, pese al recorte de planillas anunciado a nivel global recientemente.

En los primeros meses del 2016 el Micitt realizó actividades de promoción de vocaciones científicas y hace un mes celebró el Día Internacional de las Niñas en Tecnologías de Información y Comunicación (TIC’s) con la participación de más de 100 estudiantes de primaria y secundaria.

En el caso del Capítulo de Mujeres de Camtic, iniciado en octubre del 2014, la tarea se ha enfocado a conocer con mayor profundidad la situación de las mujeres en el sector digital, especialmente en el sector empresarial.

Eso también ha implicado identificar empresas que dispongan actualmente de programas para la atracción y permanencia de más mujeres, así como desarrollar un espacio de alianzas que incentiven la colaboración para impulsar acciones que promuevan la participación de más mujeres en el sector digital.

“Estas acciones están impulsadas desde Camtic y hemos tenido una importante respuesta a la iniciativa por parte del sector empresarial digital”, dijo Kemly Camacho, vicepresidenta de Camtic y coordinadora del Capítulo de Mujeres en Tecnologías Digitales.

El trabajo de aquí se enfoca en cuatro áreas que comprenden impulsar las oportunidades para las mujeres en el sector digital, estudio y acciones para favorecer la opción de carreras tecnológicas para las jóvenes, apoyar las iniciativas en este campo a nivel nacional y generar acciones a nivel de Camtic sobre este tema.

A finales de abril Intel celebró también el Día de las Niñas en las TIC, con la participación de 60 estudiantes de los colegios Miravalle de Cartago, Cedes Don Bosco de Alajuelita y Técnico Profesional de Belén.

Pero el programa de la empresas para generar interés por la ciencia y la tecnología entre niños y jóvenes –que se desarrolla desde el 2012 con un grupo vocacional y que se denomina “Juguemos a ser ingenieros”– ha logrado llegar a más de 3.000 colegiales de centros educativos públicos y privados.

La empresa tiene una serie de alianzas externas con organizaciones como MenTe, Voces Vitales, Micitt y el sector académico, así como comparte las prácticas en lo relativo a inclusión y diversidad con los sectores privado y público.

Timothy Scott, gerente de asuntos gubernamentales y relaciones públicas de Intel, explicó que en el año 2015 se puso en marcha el programa de mujeres estudiantes en las áreas de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés), con el cual se contrató a 37 muchachas sólo en los primeros seis meses del año. “Ellas ahora combinan sus estudios con el trabajo en Intel”, afirmó Scott.

Agregó que el Capítulo local de Women Intel Network (WIN) se instauró en el año 2009. Esta es una iniciativa que apoya a las colaboradoras por medio de programas de crecimiento personal y profesional, mentorías, redes de contacto y otros proyectos.

Entre esos proyectos está el “Centro de Desarrollo para la Mujer” que se enfoca en mujeres en puestos medios y les facilita un espacio de auto-descubrimiento, para la definición de sus metas profesionales.

Scott dijo que la estrategia de Intel es “de punto a punto”, que incluyen iniciativas para aumentar el número de mujeres interesadas en áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Además, abarca la búsqueda, la contratación, la integración y el desarrollo de talento.

Así, en el 2015 la empresa incrementó en 34% las contrataciones de mujeres técnicas en el país.

“El interés de la compañía de contar con más participación femenina obedece a que creemos firmemente en que la diversidad de talento, por definición, provee más ideas y perspectivaspara encontrar las mejores soluciones para un negocio, ya que refleja la realidad del mercado y del consumidor. Además promueve un ambiente de inclusión y respeto, en donde las ideas de todos los colaboradores pueden ser escuchadas y valoradas”, explicó Scott.

Brecha
A nivel gubernamental también el esfuerzo está dirigido a disminuir la brecha existente entre hombres y mujeres –así como la discriminación y violencia que sufren las mujeres en el trabajo y el estudio— en el desempeño de los quehaceres científicos y tecnológicos.

El Micitt creó en el año 2010 el Programa Ciencia y Género, desde el cual se hacen esfuerzos por conocer la situación de las mujeres en el campo de la ciencia y la tecnología.

Carolina Vásquez Soto, viceministra de Ciencia y Tecnología, enumeró que han encontrado que —aparte de la menor presencia femenina— las mujeres deben hacer frente a un menor reconocimiento de sus avances, de su participación en este campo, de los referentes femeninos y en materia salarial.

La brecha salarial fue advertida por el informe de Estado de la Ciencia y la Tecnología del año 2014 y varios estudios apuntan que las mujeres reciben 30% menos de remuneración.

“En la niñez y la juventud no existe una diferencia significativa en los promedios en matemática y ciencias de hombres y mujeres, lo que demuestra que las mujeres tienen igual capacidad para matricular carreras en ciencia y tecnología”, afirmó Vásquez.

La Viceministra indicó que en los últimos cinco años una red de entidades públicas y empresasha generado estrategias enfocadas a la participación femenina mediante encuentros de mujeres exitosas en el campo científico y tecnológico con jóvenes.

Asimismo resaltó que el Micitt ha impulsado la inclusión de temas como la autonomía económica de las mujeres y el apoyo vocacional de las mujeres hacia carreras científicos-tecnológicas en la elaboración de las políticas de igualdad y equidad de género, en los planes nacionales y en el Plan Nacional de Ciencia y Tecnología 2015-2021.

Pese a la escasez de recursos, la funcionaria destacó el avance en el alcance de la iniciativa: de 80 estudiantes de secundaria del Área Metropolitana en el 2010 a 500 estudiantes de diferentes programas en el 2015.

De hecho Vásquez indicó que –con la ” unión de pequeños y diferentes aportes” de las instituciones participantes– se pasó de un presupuesto de unos $3.000 a $13.000.

“Junto al aporte económico, se encuentran las horas profesionales que muchas científicas e ingenieras han donado en las diferentes actividades así como del grupo de profesionales voluntarios de empresas privadas quienes han contribuido con tiempo y en la realización de talleres”, destacó la Viceministra.

El Financiero