El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó este martes que solicitará ayuda internacional para combatir los embates del fenómeno meteorológico El Niño, que ha causado una sequía extrema y el descenso del agua en las centrales hidroeléctricas, lo que afecta el sistema energético de ese país.

En el programa semanal En Contacto con Maduro, el jefe de Estado precisó que se busca la ayuda de organismos científicos de las Naciones Unidas para enfrentar la sequía generada por El Niño, que ha afectado los niveles de agua en la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar (conocida como represa el Guri), la más importante del país.

“Nosotros ya tenemos contacto con organismos científicos de Naciones Unidas. Vamos a pedir su ayuda científica y técnica porque hay que hacer obras de recuperación para los próximos meses y años, para que esta situación sea superada y estabilizada”, informó el presidente Maduro.

La ayuda que recibirá el país suramericano se centra en recuperar los sistemas del río Caroní y del embalse de Guri, en el estado Bolívar (sur). La ayuda, detalló el presidente, sería de asesoría y de forma estructural para tratar la emergencia.

Venezuela tiene dos años de sequía y calores extremos”, indicó el mandatario al referirse a los efectos del fenómeno El Niño, que también causa estragos en otros países de la región, como Colombia.

El nivel crítico del agua en El Guri ha generado una baja de producción hidroeléctrica que afecta el sistema energético del país. Para enfrentar esta situación el Gobierno venezolano decretó un plan especial de ahorro de consumo eléctrico, especialmente en el sector residencial, que consume 63 por ciento de la energía generada.

El 6 de abril El Guri registró 243,66 metros, la más baja registrada por la represa hasta la fecha. En el 2003, alcanzó un mínimo histórico de 244 y el otro nivel más bajo fue en el 2010, de 248 metros.

El fenómeno meteorológico El Niño afecta actualmente la región norte de Suramérica. Este consiste en un cambio en los patrones de movimiento de las corrientes marinas en la zona intertropical. Por este motivo, los Gobiernos de la región latinoamericana han llamado al uso racional de la energía eléctrica e implementan medidas de ahorro energético.

Plan de administración de cargas

Con el fin de garantizar el suministro, el Gobierno creó un nuevo esquema de racionamiento eléctrico de cuatro horas, que se extenderá por 40 días.

El Gobierno venezolano impulsa una serie de medidas para afrontar la emergencia eléctrica que atraviesa el país. Entre ellas, se decretaron los miércoles, jueves y viernes no laborables en las instituciones públicas, como forma de racionamiento eléctrico.

Telesur