El proyecto Irazú – el primer satélite costarricense en el espacio– logró recaudar los $75.000 necesarios para poner en órbita este dispositivo en el 2017.

A las 6 p.m. de este lunes la campaña –gestionada a través de la plataforma virtual Kickstarter– había logrado reunir $76.492, gracias al respaldo de 825 patrocinadores.

El satélite es un cubo de 10 x 10 x 10 y un kilogramo de peso. Su misión será recolectar información para estudiar los efectos del cambio climático en Costa Rica.

Este dispositivo es desarrollado por la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (ACAE) y por el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), con apoyo de varias empresas patrocinadoras.

“Teníamos otras opciones de buscar este financiamiento, pero decidimos recaudar el último monto a través de una campaña abierta a la sociedad costarricense y al mundo en general, porque queremos que este primer proyecto espacial sea un proyecto país, no una iniciativa privada, sino que todos podamos ser parte”, declaró el presidente de ACAE, Carlos Alvarado.

Alvarado agradeció el compromiso de los ticos para ver hecho realidad este proyecto pionero en Costa Rica y Centroamérica.

“Finalmente superamos la meta. Es un mensaje muy poderoso. Costa Rica quiere tener su bandera en el espacio y gracias a nuestros contribuyentes, la tendrá”, destacó Alvarado.

El satélite será lanzado desde el laboratorio Kibo,el módulo japonés de la Estación Espacial Internacional gracias a un convenio entre ACAE y el Instituto Tecnológico de Kyushu (Kyutech), de Japón.

La Nación