Los avances tecnológicos de la nueva era llegan ahora a la industria arquitectónica de nuestro país. La tecnología inteligente se combina con la energía solar, y la tendencia al concepto “verde” en las construcciones. Todo, pesando en mantener la armonía con el medio ambiente.

Ubicado en el barrio Mburucuyá, a cinco minutos de lo que llaman “el nuevo centro corporativo de la capital”, el edificio Plaza Real plantea una innovadora forma de vivir, que pone en las manos del usuario – al alcance de un botón – el manejo de todos los servicios de un departamento, con una tecnología que no solo brinda comodidad, sino que además, coincide con los valores de quienes desean cuidar a la naturaleza.

PANELES SOLARES

Culminado hace cuatro meses, la edificación alimenta una buena parte de su consumo energético con paneles solares, que están estratégicamente ubicados desde la fachada del edificio, hasta lugares como la azotea.

En una visita, un equipo de ABC Color conoció en detalle todos los elementos que hacen al edificio Plaza Real diferente de cualquier otra vivienda convencional.

UN SUEÑO REALIZADO

La idea de crear Plaza Real fue concebida a partir del sueño de un grupo de empresarios paraguayos. Marcos Zaidenstein, Sandra Zarecki, Ariel Levin y Nahum Dam deseaban encontrar la manera de aprovechar los recursos del planeta, en lugar de seguir derrochándolos.

Así fue poco a poco naciendo la idea de crear una obra sustentable, que coincida con los valores por los que ellos luchaban.

Obtuvieron un terreno en las calles Capitán Ortiz y Ananda, del barrio Mburucuyá de Asunción, y les pareció interesante pues, además de estar “cerca de todo” en un sitio muy bien ubicado, tenían la tranquilidad y el silencio de un apacible barrio.

Investigando bastante sobre tendencias internacionales en materia de arquitectura y energía alternativa, se lanzaron al proyecto, con los riesgos que suponía, pero también pensando en los beneficios que vendrían posteriormente.

“Soñábamos con conjugar comodidad y calidad de vida con naturaleza y armonía con el medioambiente, una tendencia inevitable con el tiempo. No podemos seguir haciéndole daño al ecosistema”, expresó el empresario Nahum Dam, uno de los inversionistas, al recibirnos en la recepción del edificio Plaza Real e iniciar un recorrido en el que pudimos captar imágenes de la novedosa infraestructura.

DEPARTAMENTOS ESPACIOSOS

Un sistema de reconocimiento digital – o alternativamente, con una contraseña – nos abre paso a una amplia infraestructura de 252 metros cuadrados, que se compone de tres habitaciones, cuatro baños, un gran living comedor, balcón, cocina amoblada, estar íntimo, habitación de servicio y patio con quincho. El tamaño que proporciona da la sensación de ser más bien una casa con espacio suficiente para una familia. Nahum Dam nos explica que la idea al idear la construcción del edificio fue precisamente ofrecer un espacio abundante a los habitantes, además de exclusividad y privacidad. Es por eso que el edificio solo tiene solamente 10 departamentos, dos en cada planta.

CAPITAL Y PASIÓN

Para concretar el proyecto, que demoró tres años desde su concepción hasta su realización, los inversionistas no solo pusieron el capital, sino que se dedicaron ellos mismos, desde sus respectivas profesiones, a trabajar en la construcción.

La arquitecta Sara Zarecki se encargó de diseñar el edificio, mientras que su esposo, el arquitecto Ariel Levin, tuvo a su cargo la ejecución del la parte arquitectónica.

A la vez, Ariel es dueño de la empresa Energía Alternativa, fabricante de paneles solares en nuestro país, por lo que se encargó de incorporar al proyecto la energía solar.

PRIMERO EN SU ESTILO

“Se trata del primer edificio solar, verde e inteligente de Paraguay”, nos dice el empresario Nahum Dam, al tiempo de explicarnos que los paneles de la fachada están conectados a todas las áreas comunes del edificio, que son alimentadas energéticamente de ellos.

Como la tecnología no ha avanzado tanto, aún no se puede obtener el total de la energía que requiere el edificio de los paneles solares. Por lo mismo, ciertos electrodomésticos, como el aire acondicionado, continúan utilizando energía eléctrica convencional.

“Hay un equipo que se encarga de hacer, digamos, el switch. Cuando puede, se usa energía solar, y cuando no, electricidad convencional”, comenta.

Aunque la energía no sirve para alimentar a la totalidad de los electrodomésticos, si funciona eficazmente para los termocalefones. Cada departamento cuenta con un tanque de 300 litros. En semanas soleadas, la energía de los paneles nos cubre en un 80% la necesidad de los calefones.

AHORRO EN ENERGÍA ELÉCTRICA

“En Paraguay, por el calor, favorece bastante la energía solar, y se podría aprovechar mucho más. Las personas que viven aquí ahorran bastante dinero en la factura de la ANDE”, comparte Nahum, al tiempo de contarnos que hasta el momento hay solo tres departamentos ocupados, que son habitados por los mismos proyectistas. “Nosotros, además de pensarlo como un emprendimiento, lo vemos como un hogar, un sueño cumplido, por eso yo vivo aquí, y así también el señor Marcos Zaidenstein”, contó Dam.

Nahum comenta que ya realizó comparaciones con respecto a la tarifa que pagaba anteriormente en otra vivienda con energía convencional, y el precio es incluso el 50% menor en comparación.

LA CASA EN EL CELULAR

Este oasis verde en Asunción, como lo llaman ellos, cuenta además con un sistema por el cual se pueden administrar todos los elementos del hogar desde el celular, a través de una aplicación. Por eso es que lo definen como un edificio inteligente.

¿Alguna vez imaginó poder encender y apagar las luces que olvidó desde la oficina? ¿Qué le parece programar el aire acondicionado a través del celular para que, cuando llegue a su casa, el clima esté agradable? Todo esto lo pueden hacer fácilmente los habitantes del Plaza Real, a través de una aplicación exclusiva, que utiliza el sistema de domótica (casa automática).

DISPOSICIÓN ESTRATÉGICA

La ubicación estratégica con orientación al noreste, logra que la iluminación natural del sol ingrese a todos los rincones del departamento delicadamente, a través de los amplios ventanales, sin que los rayos del sol transmitan calor al departamento. Esto gracias a que los vidrios no son espejados, y no generan reflejo. La luminosidad que se observa en las viviendas denota que no se requiere encender las luces durante el día.

Para cerrar la descripción de esta innovadora iniciativa, podríamos citar la piscina que se encuentra en la azotea, en donde los habitantes pueden disfrutar de un área multiuso que incluye quincho, mesada, baños sexados y un sistema de audio para música funcional.

Actualmente, los departamentos se encuentran disponibles para los interesados, tanto para renta como para compra. Se puede obtener más información ingresando aquí.

ABC Color