Con una inversión que supera los ₡879 millones, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT), le dio impulso a los incentivos para el desarrollo del talento humano, la investigación científica, la innovación tecnológica y la producción.

En el 2015, el Fondo de Incentivos para la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, destinó más de ₡189 millones a trece iniciativas productivas de pequeñas empresas, por medio del programa PROPYME. Se han lanzado programas que buscan desatar la creatividad del talento humano costarricense a través de la innovación en colaboración con el sector privado y académico.

El programa Innovación Joven está empoderando a estudiantes a involucrarse en esa área, por su parte, el programa Innovación Pyme le está ofreciendo a empresarios la oportunidad de aprender a innovar haciendo; finalmente, el programa Innovación de Base Tecnológica está creando alianzas entre empresas, emprendedoras e investigadoras para generar valor a través de la Innovación tecnológica.

Para el caso de la academia, el MICITT otorgó más de ₡690 millones a 35 becas de posgrados, 35 especializaciones profesionales y dos pasantías.

De estos recursos, ₡155 millones se dedicaron a financiar proyectos de investigación sobre alimentos y agricultura, salud, ambiente y agua; y otros ₡100 millones a la realización de varias actividades como las Ferias de Ciencia y Tecnología en los centros educativos de todo el país, a partir de las cuales seleccionaron más de 500 proyectos para la Feria Nacional, y cabe resaltar que por primera vez, este programa incluyó la participación de centros educativos indígenas.

El MICITT también viene desarrollando una serie de eventos dirigidos a fomentar las vocaciones científicas y tecnológicas de alto nivel en niñas y jóvenes, a crear espacios y generar apoyos para que más mujeres se incorporen a campos científicos y tecnológicos innovadores.

Durante el 2015 la participación en actividades específicas de género, superó las 4.000 participantes, en su mayoría estudiantes de escuelas y colegios.

Es importante reseñar, que el vertiginoso avance en la formación técnica y el desarrollo de habilidades científico-tecnológicas logrado en los últimos años, hizo que Costa Rica fuera seleccionado sede de la Olimpiada Mundial de Robótica en el 2017, actividad que moviliza a más de 2.500 competidores de 50 países, representa una vitrina mundial para el capital humano costarricense y el potencial turístico nacional siendo la primera vez que la Olimpiada se realizará en un país americano.

Todas estas acciones son parte del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2015-2018 (PNCTI), y el Plan Nacional de Telecomunicaciones 2015-2018 (PNDT), que buscan forjar una visión país más competitiva, en la cual el Estado está asumiendo un rol más dinamizador de la productividad, el crecimiento económico y el desarrollo humano sostenible, articulando su quehacer con el sector privado, la sociedad civil y la academia.

El País