Cada año, millones de dientes son desechados. Un equipo de científicos peruanos y daneses decidió aprovecharlos para estudiar la posible cura de enfermedades que afectan a los huesos y articulaciones. Y es que dentro de los dientes se encuentran células madre no embrionarias que pueden convertirse en huesos.

“Hemos podido aislar células madre y lograr que se diferencien en células óseas; es decir, en hueso en el laboratorio. En el futuro esto podría ayudar a tratar enfermedades degenerativas que no tienen cura, como artrosis, artritis, etc.”, comenta a El Comercio Claudio Peña, docente de la Universidad de San Martín de Porres (UMSP), quien formó parte de este proyecto.

Peña estuvo durante tres meses como parte de este estudio en la Universidad de la Aarhus en Dinamarca, pionera en la investigación sobre ingeniería de tejidos. Este
estudio estuvo enfocado en el aislamiento y diferenciación decélulas madre provenientes de la pulpa dental y el ligamento periodontal de las comúnmente llamadas muelas del juicio.

“Lo importante de este logro es que se pudo obtener hueso. Esto nos impulsa a seguir investigando y cumpliendo con los protocolos. Debido a que es una investigación multidisciplinaria, esto no se limita a su aplicación en el hueso, sino que otros especialistas lo pueden usar en otras partes del cuerpo”, comenta el experto.

Según explica el científico, esta investigación se realizó en una fase in vitro (en laboratorio), que es el primer paso. Ahora sus esfuerzos apuntarán a perfeccionar la técnica que utilizaron con el objetivo de continuar con el siguiente nivel: la fase in vivo, es decir, en animales menores y mayores.

Si la segunda fase repite el éxito de la primera, entonces se podrán comenzar las pruebas, en un futuro, en humanos, señala Peña.

Las células madre de los dientes podrían usarse para tratar problemas periodontales que afectan el tejido de los dientes y las encías, así como para mejorar la zona donde se colocarán implantes dentales.

Los resultados de la investigación serán presentados en congresos internacionales que se desarrollarán en Singapur el 24 de mayo y en Hong Kong el 17 de junio.

Nuevos aportes

En los últimos años se han dado importantes avances en el campo de la regeneración de órganos. El más reciente aporte fue realizado por científicos de EE.UU. y el Reino Unido, que lograron diseñar una técnica para regenerar el tejido ocular de niños con cataratas, la principal causa de ceguera del mundo, según publica la revista “Nature”.

Asimismo, expertos de la Universidad de Medicina de Nanjing (China) crearon por primera vez células espermáticas en un laboratorio a partir de células madre, lo que ayudaría a mejorar los tratamientos para la infertilidad.

Científicos españoles descubrieron el mecanismo por el cual células ya especializadas –que forman un órgano– pueden volver a actuar como células madre, lo que significa un paso clave en la regeneración de tejidos. Este estudio fue publicado en la revista “Plos genetic”.

El Comercio