La destacada astrónoma Silvia Torres Castilleja recibió un reconocimiento más en su laureada trayectoria. Hace unos días recibió el Premio de Equidad de Género “Miguel Alemán Valdés” 2015.

Este galardón, que es otorgado por la Fundación Miguel Alemán A.C, reconoce a quienes impulsan y buscan la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el campo de la ciencia.

Al tomar la palabra, Torres Castilleja –investigadora emérita del Instituto de Astronomía de la UNAM— ofreció un breve panorama de lo que implica el quehacer científico, y de las dificultades para realizarlo tanto para hombres como para mujeres en México.

“Las científicas confrontan las mismas dificultades que sus colegas en todos los campos de la ciencia, pero adicionalmente las mujeres enfrentan problemas particulares de género”.

Como ejemplo de esta problemática planteó la presencia de obstáculos que se les interpone a las niñas y a las jóvenes con afición a la ciencia, obstáculos ocultos y que forman parte de las estructuras sociales de convivencia.

“Las propias familias no fomentan de igual manera a las mujeres y a los hombres en una actividad profesional de tanta entrega como es la ciencia. Estas actitudes se perciben desde la infancia donde los juguetes y las responsabilidades del hogar se distribuyen de manera diferenciada entre las niñas y los varones. Más adelante, las exigencias del ‘papel’ que la sociedad impone a las mujeres se manifiestan también en la relación de pareja y de la atención a la familia”.

La también integrante de la Academia Mexicana de Ciencias añadió que aquellas jóvenes que logran estudiar una carrera y prepararse para la ciencia, en algún momento se enfrentan con los problemas de acoplar una actividad tan demandante con las obligaciones familiares.

Expuso que datos estadísticos en los sectores académico y estudiantil de la propia UNAM indican que la proporción de mujeres es de 50.4 por ciento entre los estudiantes de licenciatura y de 43.8 por ciento entre el personal académico.

En este último, las estadísticas siguen el patrón mundial, ya que la fracción de mujeres es menor en los puestos de mayor reconocimiento. Añadió que en el Sistema Nacional de Investigadores se ha alcanzado una proporción de 35 por ciento de mujeres y en la AMC la proporción es menor, con el 24 por ciento.

“Mundialmente se observan los mismos patrones. En la Unión Astronómica Internacional, organización de la que soy presidenta, entre los 12,414 integrantes únicamente una fracción, 16.9 por ciento, la conforman mujeres”.

La investigadora reiteró que aun cuando se han logrado avances significativos en la búsqueda de la equidad de género, todavía queda mucho por hacer.

Al presentar a la investigadora emérita del Instituto de Astronomía de la UNAM, Sergio García Ramírez, integrante del Instituto de Investigaciones Jurídicas de esa casa de estudios, señaló que el impulso por la equidad de género “no siempre ha franqueado sus puertas de buen grado para que por ellas crucen las mujeres, ha habido necesidad de forzar esas puertas o empujarlas con especial energía para que se abran paulatinamente al acceso de las mujeres”.

Agregó que Torres Castilleja ha tenido que ver en este cambio propiciando entre las mujeres “el saber que es la llave de la libertad; las mujeres se liberan en la medida en que saben cómo hacer las cosas, esto les confiere libertad y a los varones nos acompaña, nos enorgullece y complementa”.

Jornada