Tomar mate, una infusión que es casi un ritual de los argentinos y de países vecinos como Uruguay y Paraguay. Pero además del hecho de compartir en familia, amigos o compañeros de trabajo un momento de comunión, trae beneficios para llevar adelante una dieta saludable.

Así lo explicó Jorge Dotto, médico especialista en anatomía patológica y patología molecular y genética. Señaló que esto surge de “una observación que tienen que ver con le mate”. Según una encuesta en base a 5 mil casos, el 81 por ciento de los argentinos consume café y el 98 por ciento de los encuestados aseguró tomar mate.

“Cuando uno va al campo generalmente la dieta el tomar mucho mate y comer asado. La observación forma parte de la medicina y que los científicos se hagan esas preguntas”, agregó.

Para el profesional, “cuando una persona consume mate por 45 días seguidos hay dos efectos que se producen: se retrasa el vaciamiento del estómago. Y además se estimula en el cerebro el centro de la saciedad, lo que hace una combinación para que se genere una pérdida de peso”.
Agregó que el tomar mate “tiene una regulación sobre la hormona de saciedad, que hace que inhiba la sensación de hambre”.

“Hoy lo que está comprobado es que no es un mito, los científicos han demostrado que el mate, tomado por 45 días, ejerce efectos biológicos comprobables que causan pérdida de peso”, aseguró Dotto.

San Juan 8