En el Perú, cerca de la tercera parte de los investigadores son mujeres. Y dos de las más destacadas fueron reconocidas con el premio nacional “Por las Mujeres en la Ciencia” que entrega L’oreal Perú, Unesco y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conytec) en reconocimiento a su trayectoria como científicas.

Magaly Blas y Dionisia Gamboa, ambas docentes de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y quienes estudian el dengue y cómo mejorar la salud pública, recibieron S/. 45.000 cada una.

“Este premio hace que las mujeres dejemos de ser vistas como un estereotipo que el Perú y el mundo imagina, sino como una investigadora. Mujeres que podemos contribuir a la ciencia para mejorar la salud en nuestro país”, dijo en su discurso de agradecimiento Blas, quien lleva a cabo un proyecto que busca mejorar la salud en poblaciones de la Amazonía.

Por su parte, Gamboa, quien trabaja como coordinadora del grupo de trabajo de Malaria de la UPCH, señaló que este tipo de concursos son importantes para “reconocer a los investigadores en general proque esta carrera es bastante olvidada”.

“Desde Uneso saludamos su esfuerzo y contribución al avance de la ciencia y a la visibilización de las mujeres”, dijo durante la ceremonia de premiación Flavia Schlegel, subdirectora General de Ciencias Naturales de la Unesco.

Las investigadoras

Magaly Blas es doctora con una maestría en Salud Pública en la Universidad de Washington. Ha trabajado en investigaciones relacionadas con el VIH y ahora lidera el proyecto llamado “Mamás de Río”, que busca reducir la mortalidad materno infantil en comunidades alejadas de la Amazonía.

Dionicia Gamboa es bióloga molecular con un doctorado en la  Universidad de Maastricht, Holanda, y ha trabajado estudiando la Malaria. Junto a su equipo de la UPCH halló que existen parásitos que transmiten la malaria que desarrollaron una mutación que les hace pasar desapercibidos al diagnóstico tradicional.

Gamboa y Blas ganaron el importante premio Elsevier Foundation Awards, que reconoce a las cinco mejores científicas en países en desarrollo de los cinco continentes, en 2013 y 2016, respectivamente.

Dificultades y oportunidades

Según refirieron Gisella Orjeda, presidenta del Concytec y Hugo Wiener, director ejecutivo Cienciactiva, la participación de las mujeres en la ciencia  está mejorando y están haciendo importantes aportes al desarrollo del país. Sin embargo, aún existen dificultades.

“Ser investigadora, y en general investigar en el Perú, es difícil. Pero para mí no fue tan difícil porque tuve la ventaja de estudiar un doctorado en Holanda y me ofrecieron una beca de retorno al país. Esta beca me permitió volver y comenzar a investigar”, comenta a El Comercio Dionicia Gamboa.

Blas comenta que pudo comenzar en esta carrera debido a que comenzó a investigar en la universidad y luego pudo obtener una beca en el extranjero. “Una de las barreras es el idioma, escribir en un idioma que no es el tuyo a la altura de investigadores de talla mundial, porque compites con ellos”, señaló a este Diario.

El Comercio