Panamá es sinónimo de abundancia de peces y mariposas.

Y no cualquier tipo de pez nada en sus costas, en especial, en la región del Pacífico centro-oriental.

Un grupo de investigadores istmeños, interesado en conocer las bondades nutricionales del consumo de peces nativos de esa zona, ha encontrado que cuatro de sus especies poseen un alto contenido de ácidos grasos omega 3 de origen marino, lo cual es beneficioso para la salud humana.

Estas especies son la corvina, el pargo, la sierra y la cojinúa.

Los investigadores Enrique Murillo, Armando Durant y Jagannatha Rao hallaron este resultado, el cual publicaron en el Journal of Composition and Analysis, bajo el título “The Lipid Content and Fatty Acid Composition of Four Eastern Central Pacific Native Fish Species”.

En la década de 1980, por estudios con esquimales, se encontró que el ácido eicosapentaenoico (EPA) —también conocido como omega 3— presente en las grasas de los animales marinos, ayudaba a prevenir enfermedades cardiovasculares, explica Murillo, profesor titular del Departamento de Bioquímica de la Facultad de Ciencias Naturales Exactas y Tecnología de la Universidad de Panamá.

En ese entonces —continúa— “los investigadores señalaban que los peces de aguas frías eran los recomendados (salmones, etc.), a los que llamaron ‘peces azules’. Además, indicaban que los peces de aguas tropicales eran pobres en estos ácidos grasos. Cuando revisamos la literatura, no encontramos estudios con peces de aguas tropicales que soportaran la aseveración mencionada”.
Entonces, por ello, se decidió evaluar el contenido de ácidos grasos en la grasa de los peces consumidos en Panamá, afirma Murillo.

“Bajo mi orientación, la estudiante Kathia Cubillas presentó la tesis de licenciatura ‘Composición de ácidos grasos en peces del Pacífico panameño más consumidos’. En este estudio demostramos que la grasa de nuestros peces posee un alto contenido de omega 3, aunque el contenido de grasa es bajo”.

También se encontró, en su momento, que la cojinúa es el pescado con mayor contenido de omega 3. “Considerando que las técnicas para el análisis de ácidos grasos (cromatografía de gases) han mejorado y utilizan columnas capilares que son más eficiente para separar los ácidos grasos, decidimos actualizar este estudio”, dando como resultado la publicación en la revista internacional.

Peces con gran potencial protector

Científicos de la Universidad de Panamá y del Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología (Indicasat) unieron sus esfuerzos para poder analizar el contenido de ácidos grasos de importancia para la salud, como lo son los ácidos grasos omega 3.

Para ello, los doctores Enrique Murillo, Armando Durant y Jagannatha Rao estudiaron cuatro especies muy consumidas por la población panameña: corvina, pargo, sierra y cojinúa.
Estos pescados se eligieron precisamente por su preferencia por parte del panameño, explica Durant.

Pero sobre estas especies “se adolecía por completo de información en la literatura científica” con relación a su contenido de ácidos grasos omega 3, los cuales se han identificado como “necesarios para la prevención de diferentes enfermedades, entre ellas patologías cardiovasculares y neurológicas”.

Sin embargo, dicha investigación —publicada en el Journal of Composition and Analysis— encontró, entre sus resultados, que el contenido de ácidos grasos omega 3 en la carne de estos peces oscilaba en valores tales que su consumo por parte de la población satisface los requerimientos, agrega Durant.

Los editores de esta revista, especializada en composición de los alimentos, consideran que “la información del artículo es novedosa y contribuye al aumento de conocimiento científico, específicamente con relación a composición de los alimentos”, comenta Murillo.

Ambos investigadores brindaron una entrevista a este medio para exponer sobre los resultados obtenidos, así como la importancia de consumir especies de pescado nativas de la costa Pacífico centro-oriental.

¿Cuál era la hipótesis que se buscaba resolver con esta investigación?
E.M.: Los peces de las costas panameñas también son ricos en ácidos grasos omega 3 (principalmente ácido eicosapentaenoico y ácido docosahexaenoico).

¿Qué otros resultados destacarían de la investigación?
A.D.: Estos pescados poseen, en general, un bajo o muy bajo contenido de grasa, lo cual es muy importante desde el punto de vista nutricional por el bajo aporte en calorías.

También destacaría que, en el caso de la cojinúa, el contenido de ácidos grasos omega 3 es excepcionalmente alto, lo cual es interesante dado que usualmente se reporta en la literatura científica que estos peces con bajo contenido de grasas, como lo es la cojinúa, tienen un bajo contenido de ácidos grasos omega 3, pero nosotros hemos demostrado que esto no es así en el caso de este pez, lo cual es un hallazgo innovador. (…)

En términos generales, los resultados de este estudio indican que los peces estudiados son de alto valor nutricional, y que su ingesta regular por parte de la población panameña contribuiría a reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas, como el cáncer, y las enfermedades cardiovasculares.

¿No se habían realizado investigaciones de este tipo con peces del Pacífico centro-oriental anteriormente?

A.D.: Estos peces no habían sido estudiados en lo absoluto en cuanto a su contenido de ácidos grasos, en particular su composición en ácidos grasos omega 3.

A partir de esta investigación no solamente se genera conocimiento básico, lo cual es fundamental, y es el primer paso para determinar la aplicación de este conocimiento, sino que de la data obtenida se desprende información útil para nutricionistas y tomadores de decisiones en el sector salud, en el sentido de realizar recomendaciones en torno al consumo de nuestros peces como fuente de estas sustancias importantes.

Estos pescados no aportan tantas calorías en comparación con pescados de otras latitudes, y por otra parte, contienen ácidos grasos omega 3 relevantes y esenciales para el mantenimiento del buen estado de salud y la prevención de una variedad de patologías.

Muchas veces consumimos pescados provenientes de otras regiones considerando que son buena fuente de ácidos grasos omega 3, y así se destacan estos pescados en los medios. No obstante, en Panamá nuestros peces son buenas fuentes de estas sustancias, en particular la cojinúa.

La Prensa