El Gobierno salvadoreño ha anunciado que hay una firme apuesta por la diversificación de la matriz energética, reflejado en la promoción de la producción de energía a base gas, energía solar y eólica.

“Hay una apuesta firme, concreta en generación propia de energía eléctrica,  porque eso es lo que nos va a permitir tener pilares sólidos para la industrialización del país”, indicó este lunes el secretario de comunicaciones de la Presidente, Eugenio Chicas.

La diversificación energética, es la adopción de un conjunto de acciones y alternativas orientadas al aprovechamiento de las distintas opciones de generación de energía, tanto las renovables como las no renovables. El funcionario aseguro que una de las expectativas del Gobierno, es que la apuesta por estas acciones se traduzca en “en más empleos, en más desarrollo, en más oportunidades económicas”.

De acuerdo con las cifras, el país mismo está generando -producto de la geotermia- el 25% de la energía que se consume cotidianamente, y entre las proyecciones del Gobierno salvadoreño, está llevar esta producción al 40%.

“La expectativa es que al final del mandato nosotros dependamos en un 40% de la geotermia; pero además, que crezcamos todavía más en energía hidroeléctrica o sea. Por eso este Gobierno está apostando durante muchos años, hace decenios no vemos una nueva presa hidroeléctrica”, dijo Chicas.

Esta diversificación de matriz energética es parte de los cambios en materia económica que impulsa este el Gobierno, y a juicio del secretario de Comunicaciones es fundamental, considerando que pese a los números positivos con los que cerró el pasado 2015, El Salvador continua siendo el país que menos crece.

“Hace 20 años El Salvador no crece más que el resto de países en Centroamérica. Por eso el presidente muestra su inconformidad en materia económica en el sentido de que si bien, vamos en una ruta correcta, la demanda de empleo, la demanda de resultados en la gestión económica debe de estar por arriba de lo que estamos haciendo”, explicó.

Sobre el trabajo en conjunto con el sector privado, Chicas calificó como “extraordinaria”, la relación que se ha establecido entre sector público y privado aseveró que como gobierno no se pueden atribuir todos los logros en materia económica y por el contrario, los meritos son compartidos.

Fue contundente al afirmar que la estabilidad se mide por la solidez de las instituciones y por el rumbo que lleva el país. “Estamos creciendo económicamente, pero es insuficiente, debemos de crecer más”, añadió.

El Ejecutivo enfatiza a que pese a la gravedad del conflicto de seguridad que vive el país, la economía creció. Chicas remarcó que el primero Gobiernos del FMLN heredaron el país en el 2009 con una economía que estaba debajo de cero, concretamente estaba en el -3.8, en parte por la crisis internacional y regional.

“El Salvador, es por hoy uno de los países más estables políticamente, más gobernable políticamente en la región más allá de los exacerbados debates, porque tenemos mucho debate en esta sociedad, de hecho, somos una sociedad democrática”, añadió.

Contrapunto