[SÃO PAULO] Los casos de infecciones causadas por el virus del dengue en América Latina serían mayores que los reportados oficialmente por los servicios de vigilancia epidemiológica, lo que comprometería la eficacia de las estrategias empleadas en el combate al virus y su vector, el mosquito Aedes aegypti.

Así concluye un estudio publicado en la revista International Journal of Infectious Diseases que comparó la incidencia de casos registrados en ensayos clínicos para una candidata a vacuna contra el virus del laboratorio francés Sanofi Pasteur, en Brasil, Colombia, Honduras, México y Puerto Rico con datos oficiales del servicio de vigilancia epidemiológica de la región. Los ensayos realizados entre junio de 2011 y abril de 2014 incluyeron 13.527 personas.

En ese período, 3.613 individuos presentaron cuadros sospechosos del dengue, 389 tuvieron la enfermedad y otros 10 desarrollaron el llamado dengue hemorrágico que, además de los síntomas clásicos, provoca sangrado, insuficiencia circulatoria y disminución de la presión arterial, pudiendo ocasionar la muerte, es decir una incidencia de 2,9 casos por cada 100 personas y de 73,9 por 100 mil para los de dengue hemorrágico.

En el mismo periodo el servicio de vigilancia epidemiológica de América Latina registró 3,2 millones de casos sospechosos del dengue en los cinco países, confirmándose 2 millones de casos y otros 59 mil de dengue hemorrágico.

Al hacer la conversión de esta cifra, los investigadores verificaron que la incidencia de casos era 10 veces mayor en los ensayos clínicos en comparación con los reportados por el servicio de vigilancia epidemiológica, lo que indicaría un nivel preocupante de subnotificación de casos oficiales.

Un factor que habría contribuido al subregistro es que muchas personas no suelen buscar tratamiento ante una fiebre leve, como la que en muchos casos produce el dengue. También cabe la posibilidad de un diagnóstico erróneo, sobre todo con tipos menos graves del dengue, que pueden confundirse con otras enfermedades, señalan los autores.

Para el biólogo Adriano Mondini, de Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad Estadual Paulista en Araraquara, São Paulo, el estudio presenta datos interesantes, pero precisan ser interpretados con cuidado.

“Cada sistema nacional de vigilancia epidemiológica tiene características que a veces son incompatibles entre sí”, dice a SciDev.Net. “Los profesionales de salud capacitados para identificar la infección y diagnóstico de laboratorio hacen una gran diferencia en la identificación más precisa de los casos del dengue.”

Sci Dev Net