Seis estudiante de tercer semestre de Yachay Tech, Mariana Arcos, Dalia Cabada, Jordy Cevallos, Maria José Aldaz, Sofía Anchali y Diana Paredes, están llevando a cabo una investigación con la guía y apoyo de los docentes Lilian Spencer, experta en inmunología-malaria y el docente Markus Tellkamp, experto en investigación de aves, que ha resultado en el descubrimiento de un dato inquietante: la presencia de malaria aviar en la zona de Urcuquí, en la provincia de Imbabura.

Uno de los objetivos del programa es investigar cómo afecta la deforestación de los bosques a la proliferación de la malaria en aves. Específicamente, la introducción de una especie a un ecosistema nuevo puede producir un desbalance con resultados, por lo general, negativos. Es el caso del mosquito Culex, el vector de la Malaria Aviar. Spencer y Tellkamp han tomado algunas muestras de sangre de aves de la zona, confirmando que están contagiadas, reduciendo la población de aves en los alrededores.

La malaria es una enfermedad infecciosa emergente, y la creciente expansión del patógeno anopheles ha motivado que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) clasificara a este parásito en la lista de las 100 especies invasoras mundiales más peligrosas.

“Estudiar el comportamiento de la malaria en aves es fundamental porque nos indica cómo evoluciona la enfermedad en condiciones naturales, según los cambios que se produzcan en el medio ambiente. El análisis del comportamiento de malaria aviar proporciona datos fiables; estos datos nos pueden dar indicios sobre la evolución de la enfermedad en el hombre”, explica Tellkamp.

Adicionalmente, reiteró que las posibles causas de estos contagios están relacionadas con “El tráfico ilegal de especies exóticas, los movimientos migratorios, la deforestación, la conversión del bosque en tierras de cultivo, entre otros, que crean las condiciones idóneas para que el mosquito aumente su rango de distribución y su reproducción”.

Por ello, la principal labor de estos investigadores es trabajar con los estudiantes para extraer sangre de la aves, examinar si están afectadas y realizar análisis, aportando a la academia con un indicador indirecto más sobre los resultados del cambio climático. “Es importante proteger el medio ambiente y evitar la deforestación, y así poder proteger la salud de las futuras generaciones”, aclaran los expertos.

Yachay Tech