Eladio Fernández es un fotógrafo y conservacionista, miembro de la Liga Internacional de Fotógrafos de Conservación, ILCP (Por sus siglas en inglés).

Hace 10 años fotografió y reportó por primera vez un lagarto verde en la Sierra de Bahoruco. Luego de un largo proceso fue publicado oficialmente, junto a otros siete anolis verdes de La Hispaniola, en la publicación científica anual “Novitates Caribaea” del Museo de Historia Natural “Prof. Eugenio de Jesús Marcano”, con fecha enero de 2016.

Como reconocimiento a su descubrimiento el lagarto fue nombrado científicamente como Anolis eladioi, en su honor.

Además, en dicha publicación se recomienda que el lagarto sea incluido por la IUCN en la lista roja de especies en peligro crítico de extinción, ya que la zona donde habita en Sierra de Bahoruco es la más afectada por la agricultura y la deforestación, dentro y fuera de los límites del Parque Nacional Sierra de Bahoruco.

Entrevistado en vídeo por Diario Libre, Fernández cuenta cómo lo descubrió y parte del proceso para su descripción.

En las cuatro fotos se puede ver el Anolis eladioi. Los tres primeros corresponden a machos y el de la derecha abajo a una hembra.

La descripción y luego publicación de estas nuevas especies estuvo a cargo de los herpetólogos Gunther Köhler y Blair Hedges.

Diario Libre entrevistó a Blair Hedges, profesor del Centro del Biodiversidad del Temple University, Estados Unidos.

Encontrar una nueva especie es importante, pero en una isla relativamente pequeña lo es aún más. ¿Qué factores intervienen para que esta especie no se hayan descrito hasta ahora?

Primero, gran parte del país no es frecuentada por científicos. Además, hasta ahora se llevó a cabo el análisis genético (Secuencia de ADN) por primera vez, lo que ha demostrado que es diferente a otras poblaciones de anolis verde que se creían de la misma especie.

Este análisis mostró que era una especie separada de los demás. Y el patrón de color de las tres manchas naranja en la mayoría de los individuos es distintivo.

¿Existen otras nuevas especies pendientes de describir en La Hispaniola?

Claro, hay muchas otras nuevas en la isla, mayoritariamente de Haití.

El hábitat del Anolis eliadoi es muy rico y vulnerable, ¿Cómo su destrucción puede afectar a esta y otras especies?

La mayoría de las especies no pueden tolerar la destrucción del hábitat en absoluto, mientras que otros son moderadamente tolerantes. Los biólogos necesitan estudiar esta especie para determinar el grado de tolerancia a la perturbación. En general, cualquier cantidad de perturbación, tales como las de la agricultura, jardinería, construcción de carreteras, etc. tendrá un efecto negativo sobre la biodiversidad de la zona.

¿Qué tan amenazada se encuentra esta especie?

La IUCN todavía no la ha evaluado, pero hemos recomendado, en nuestra publicación, que se catalogue como “críticamente amenazada”

Es probable que la IUCN tome en cuenta esta recomendación.

¿Qué clase de medidas deben tomarse para preservar al Anolis eladioi?

Debido a que parte de su hábitat está en Haití, no está protegida por completo, porque está muy destruido. Le corresponde a la República Dominicana proteger a esta especie de la extinción.

Una parte de su pequeño hábitat se ubica en el Parque Nacional Sierra de Bahoruco, que ofrece cierta protección, pero no una protección completa, debido a la perturbación que se produce dentro del parque de manera ilegal.

Por desgracia, también se produce fuera del parque, y allí está más amenazada por las perturbaciones humanas, como la agricultura y la tala de árboles.

¿Cuántos años tiene trabajando en el Caribe con reptiles y qué isla posee la mayor diversidad de este grupo de animales?

He trabajado en la región con anfibios y reptiles cuarenta años. Cuba y La Hispaniola poseen la mayor biodiversidad de lagartos. En mi página web www.caribherp.org se pueden ver imágenes y mapas de todas estas especies.