El istmo centroamericano en conjunto tiene planeado realizar el lanzamiento del primer satélite para la región, para mantener un monitoreo constante y profundo de los bosques y el cambio climático, pero está en la búsqueda de recursos para lograr realizar el proyecto, informó el presidente de la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (ACAE), Carlos Alvarado.

El satélite está valorado en 500 mil dólares, pero todavía faltan 75 mil para concretar el súper proyecto espacial. El nombre del satélite es Irazú. A través de la plataforma digital Kickstarter, se estarán recibiendo donaciones, para eso la ACAE estará llevando a cabo una campaña.

Las donaciones que serán recibidas es desde los 10 hasta los 5 mil dólares. Entre las retribuciones del proyecto tras la colaboración están certificados de agradecimiento, afiches, camisetas o enviar el nombre del donante al espacio junto al nanosatélite.

La forma del satélite será cúbica, es realizado por la ACAE y el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), tendrá contacto con una estación remota ubicada en el bosque de melina al norte de Costa Rica, podrá medir también el crecimiento de los árboles y capturar carbono.

Habrá otra estación instalada en el ITCR para realizar el manejo de la información que se logre recolectar con Irazú.

Las metas de la ACAE es que el satélite sea lanzado el segundo semestre de 2017 desde el laboratorio Kibo, módulo japonés de la Estación Espacial Internacional, y este un período de seis meses en el espacio, según Alvarado.

La jornada