El presidente Evo Morales anunció que una misión cubana ayudará a Bolivia a producir tres medicamentos en base a la planta de coca, tras haber realizado estudios sobre su potencial en la industria farmacéutica.

En un acto realizado en Cochabamba, el Jefe de Estado, quien también participó en los actos por el Día del Acullico, dijo que los investigadores cubanos hicieron durante cerca de seis años un estudio sobre la industrialización de la planta y su potencial para fabricar tres medicamentos que no detalló.

“Es un avance importante para que la hoja de coca sea industrializada para la salud”.

Dijo también que con esos medicamentos en base a coca se enfrentaría a algunos monopolios en la industria farmacéutica.

defensa de la soberanía

El 12 de marzo de 2013, la Organización de Naciones Unidas aceptó el reingreso de Bolivia a la Convención sobre Estupefacientes de 1961 con una salvedad sobre la práctica del masticado de coca o acullico, que había sido vetado anteriormente.

Bolivia se retiró de la Convención en 2011 y pidió reintegrarse de inmediato, aunque con una reserva, que reconozca la legitimidad del acullico como costumbre cultural y ancestral en el país, reconocida en la Constitución promulgada en 2009.

Naciones Unidas aceptó ese reconocimiento, aunque mantiene a la hoja de coca como sustancia controlada, porque contiene alcaloides con los que se produce la cocaína, y también prohíbe la exportación de la hoja.

Cambio