Expertos de 15 países de América Latina y el Caribe y Europa se reúnen en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago, Chile, para analizar el aporte del comercio internacional al combate del cambio climático de la región, a solo dos días del término de las negociaciones en la 21 Conferencia de las Partes (COP) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, realizada en París.

En el VII Seminario internacional CEPAL sobre la huella ambiental: Estándares ambientales en el comercio internacional, organizado por esta comisión regional de las Naciones Unidas con el apoyo de la cooperación francesa, los participantes revisarán los estándares ambientales aplicados al comercio y medidas de cómo la región puede ir avanzando en la reducción de la huella ambiental de sus exportaciones y en la adopción de instrumentos que promuevan eficazmente la transición hacia una economía baja en carbono.

La séptima versión del encuentro fue inaugurada el lunes 14 de diciembre de 2015 por Antonio Prado, Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL, quien destacó el gran avance que significa la COP 21 y la Agenda 2030 para  el Desarrollo Sostenible, aprobada en septiembre por los países miembros de la ONU.

“El combate del cambio climático es uno de los desafíos centrales que enfrenta hoy la humanidad. Se trata de un cambio tectónico que los países deberán considerar en sus estrategias a futuro ya que representa una amenaza para la seguridad alimentaria y para el desarrollo sostenible en general”, señaló Prado.

El alto funcionario de las Naciones Unidas recordó que América Latina y el Caribe no es ajena a los efectos del cambio climático y ya está sufriendo las consecuencias de eventos extremos como inundaciones, sequías y aumento en el nivel del mar. Enfatizó que es necesario transitar con rapidez hacia modelos económicos bajos en carbono, lo que incluye mejorar la medición de las emisiones y la huella ambiental que se generan a partir del comercio internacional.

Expertos de las Divisiones de Comercio Internacional e Integración y Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL, coincidieron en que los desafíos que presenta el cambio climático son de tal magnitud que obligan a cambiar los actuales patrones de producción y consumo de la región, para que definitivamente pueda avanzar hacia un desarrollo más sostenible. De allí que estudiar las interrelaciones entre cambio climático, comercio internacional y desarrollo sostenible resulta particularmente relevante en la actual coyuntura mundial.

Sobre los resultados de la COP 21, los especialistas precisaron que si bien son positivos ya que la mayoría de los países del mundo se comprometieron a realizar contribuciones nacionales para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero, existen aún varios desafíos pendientes.

El principal se refiere a la meta impuesta de no superar los 2⁰ C de calentamiento del planeta durante los próximos años, dado que las contribuciones nacionales declaradas por los países sumarían actualmente 2,7⁰ C. “Por lo tanto, se requiere un esfuerzo aún mayor”, precisaron los expertos.

En representación de la Embajada de Francia en Chile, su Primer Consejero y Encargado de Negocios Emmanuel Pineda recordó que el compromiso obtenido en la COP 21 es un acuerdo exitoso de carácter universal, ambicioso, balanceado, jurídicamente vinculante y dinámico, dado que prevé revisiones periódicas de las metas nacionales cada cinco años. Además, enfatizó que es un gran avance en el proceso de toma de conciencia en toda la sociedad para ir hacia economías resilientes y bajas en carbono.

Cepal