La televisión digital puso fin a 65 años de historia de la televisión analógica en la ciudad de México, luego que los canales de TV abierta de esta plaza, también los más viejos del país, comenzaron a transmitir en señal digital, inaugurando así una nueva era para este servicio que es el más utilizado por los mexicanos para informarse y entretenerse, pues hasta anoche la TV abierta lograba una penetración del 94 por ciento.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) había confirmado con un mes de anticipación que el día 17 de diciembre 28 estaciones de televisión de los estados de Hidalgo, México, Puebla y Tlaxcala, y también del Distrito Federal, donde además se originan algunas señales nacionales, comenzarían a transmitir en señal digital.

Con este “apagón”, alrededor de 20.1 millones de personas de prácticamente todo el centro del país se desconectaron de la televisión analógica para irse enganchando a la TV digital, de acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), mientras que los lugares a los que sólo comenzó a llegar la señal digital tras haberse despachado la analógica llegó con este hecho al 57% del país, de acuerdo con el IFT.

La acción del regulador de proceder a declarar el apagado de la televisión analógica en el Valle de México y zonas aledañas derivó de que la SCT informara semanas atrás al IFT sobre que en esta zona del país ya se había logrado equipar al 90% de la población más vulnerable y registrada en el padrón de la Sedesol con televisores digitales o decodificadores y/o antenas para recibir la señal, como mandata la política de la transición a la televisión digital terrestre (TDT) o apagón analógico.

De acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones, el apagón de la ciudad de México supone un evento de trascendencia, porque es la primera capital importante de América Latina en migrar a la televisión digital, más allá de que Tijuana fuera la primera ciudad de la región en migrar en 2013; porque otras naciones tomarán nota de la experiencia mexicana para sus respectivos apagones, porque, por ejemplo, se podrán multiplexear más canales y porque no había ocurrido un evento de tal magnitud que captara la atención del público como desde que en México se inventara la televisión a color seis décadas atrás.

También, porque en una noche once canales, entre públicos y comerciales, se convirtieron en digitales y de la noche a la mañana los que ya transmitían con esa tecnología, al menos cinco canales con cobertura en la ciudad de México, estarán disponibles a partir de este jueves en los televisores que capten señales digitales.

Y porque la SCT apuró la entrega de 1 millón 390,000 televisores digitales sólo en el Estado de México y otros 636,000 nada más en la ciudad de México.

“No es cualquier cosa, (el apagón de la ciudad de México)”, comentó María Lizárraga, titular de la Unidad de Medios y Contenidos Audiovisuales del IFT.

“La primera ciudad fue Tijuana y vino gente de Brasil para conocer la experiencia. Y vamos a ser el primer país de Latinoamérica (en migrar) y definitivamente, la ciudad de México, por su densidad y tamaño, la hace un reto importante para la SCT en la parte que le toca de la entrega de televisores y es importante para nosotros, por la competencia en la televisión”, añadió la funcionaria.

En lo que respecta a la competencia en televisión, haber prorrogado el arranque de la televisión digital, un año como se propuso en el Congreso hace unas semanas, hubiera afectado el inicio de operaciones de la nueva cadena de televisión, Cadenatres, pues esa televisora transmitirá plenamente en señales digitales a partir del 2016, además de que se hubiera dificultado la reutilización del espectro usado en la televisión analógica, pero en adelante para servicios móviles.

Una de las desventajas, pero que es aceptada por el IFT como parte de la experiencia internacional en los apagones, es el hecho de que un 10% de la población de esta zona podría quedarse desconectada del servicio de televisión por no haber migrado a tiempo con la compra de un televisor, un decodificador o con la contratación de un paquete de servicios de TV restringida que incluya las señales del abierto.

“La que tiene TV de paga no se verá afectada. Podemos pensar que la población que no ha logrado transitar no tiene que ser superior o tiene que oscilar en un 10%, sobre la base de la experiencia en otros apagones del país”, dijo María Lizárraga, del IFT.

Para el caso del centro del país, la entrevistada perfiló que temporadas de comercio como El Buen Fin; la entrega de televisores y la precaución que tomaron algunas familias de comprar un televisor o antena especial, fue lo que aumentó la penetración de la TV digital en el Valle de México. Sin embargo, la cifra concreta se conocerá “hasta enero o febrero” del 2016.

La experiencia del IFT también recuerda que “la gente transita en el último día; que se están esperando; que saben que ya no hay prórroga y es hasta entonces cuando la gente compra su televisor o toma la opción que más convenga a sus recursos económicos. Hasta el día de hoy en todos los apagones no ha habido ningún problema social”, remarcó.

La experiencia internacional también ha demostrado que migrar a la televisión digital es un asunto complejo y que sus efectos alcanzan a toda la cadena de la radiodifusión, de ahí que hubiera sido prudente aplazar un poco más la TDT, para que las familias tuvieran oportunidad de migrar, a la vez que las televisoras públicas pudieran hacerlo, estimó la firma Jurídica en Telecomunicaciones (Jentel).

Esta “situación debió ser considerada para determinar si los tiempos y las formas eran los adecuados para desarrollar con éxito el programa TDT adoptado por la actual administración. Como ejemplo se cita la reciente aprobación de la Cámara de Diputados para prorrogar hasta por un año la entrada de alrededor de 29 emisoras públicas estatales o complementarias y las sociales al apagón analógico, así como la acelerada entrega de los televisores digitales”, dijo la directora de Jentel, Sandra Rodríguez.

“Realizar la transición analógico-digital no era una medida apresurada y en el caso de la TV era ineludible. Sin embargo, las empresas de TV buscaron aplazarlo lo más posible con la intención de sacar el mayor jugo posible al esquema de TV abierta, por los ingresos publicitarios que éste había venido conllevando”, comentó a su vez Alma Rosa Alva de la Selva, profesora en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

La migración a la TV digital, además de escollos para las familias y el gobierno, también traerá beneficios directos a los proveedores de TV de paga, pues quien opte por esta alternativa para no perderse de la televisión abierta mejorará los números de mercado de las compañías del sector, de ahí, que por ejemplo, PCW México anticipe que la TV restringida producirá ingresos por 6,830 millones de dólares y la televisión abierta, por su parte, 3,206 millones en ingresos publicitarios en el 2019.

“En la ciudad de México se debe aplicar aprendizaje obtenido en el resto de las ciudades. No hay que olvidar que se ha completado el apagón en una de las áreas metropolitanas más importantes del país: Monterrey”, comentó Jesús Romo, director de Telconomia.

“En la ciudad de México, por contar con mayor proporción de beneficiarios de Sedesol la comunicación es clave para dar seguimiento a familias que no obtuvieron un receptor al que tienen derecho y para guiar al resto de la población a tener alternativas de cómo hacer la transición. En este caso, veremos no solo campañas gubernamentales sino del sector privado, concretamente de concesionarios de TV paga que pueden anunciar sus paquetes como una manera de efectuar esta transición”, añadió el experto.

Once años después, en 2004, de que el gobierno mexicano mostrara sus intenciones de llevar a su población a la TV digital, las señales de los canales nacionales comenzaron a transmitir definitivamente en digital en la ciudad de México, por ejemplo, el Canal 2 de la cadena Televisa lo hizo a las 00:02 minutos de este día.

Así concluyeron 65 años de historia de la televisión analógica en la ciuda de México, que inició cuando el Canal 4, hoy ForoTV, comenzó transmisiones en 1950 siendo también a la fecha el canal más viejo del país.

“Este es un momento histórico”, enfatizó María Lizárraga y agregó: “desde la TV a color, este es el salto más importante que hemos dado en tantos años. Es muy importante”.

El Economista

Habrá apagón analógico en 19 estados este 31 de diciembre

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) acordó el cese de las transmisiones analógicas y la transición a la Televisión Digital Terrestre a las 00:00 horas (hora local) del próximo 31 de diciembre en 141 estaciones de diferentes localidades en más de la mitad de los estados del país.

El apagón analógico tendrá lugar en localidades de Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Colima, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Estado de México.

En un comunicado, el IFT informó que el cese de la transmisión de señal análoga se determinó debido a que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) le informó que se alcanzó un nivel de penetración de receptores digitales en cuando menos 90% de los hogares de escasos recursos definidos por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Sumado a las transiciones a la televisión digital terrestre realizadas previamente, se llegaría al 92% de la población del país que recibe señal de televisión radiodifundida, señaló el IFT.

Sin embargo, refirió que el pleno del Instituto seguirá sesionando a fin de avanzar en la transición, de acuerdo con las notificaciones que reciba de la SCT.

El IFT detalló que con el cese de transmisiones analógicas, en el caso particular de la estación XHEBC-TV de Ensenada, Baja California, se contribuye a la liberación de la banda 700 MHz.

E indicó que todos los permisionarios de canales en los que se lleve a cabo el apagón analógico deberán informar a la población sobre la fecha y hora determinada para la terminación de transmisiones, conforme a lo dispuesto en los artículos 15 y 16 de la Política TDT.

El IFT destacó que la transición a la Televisión Digital Terrestre “genera beneficios gratuitos a la audiencia, así como una mayor oferta de canales (algunos en HD) y una mejor calidad de audio e imagen, entre otros”.

Recordó que en caso de no contar con alguna de las opciones para acceder a la televisión digital –televisor digital, decodificador o antena para recibir señales de las bandas VHF/UHF– las audiencias de televisión abierta no podrán recibir señales de televisión, excepto aquellos usuarios de televisión de paga.

El IFT puso a disposición de la población el portal www.tdt.mx y un centro de atención telefónica con el número 01- 800 880 24 24para resolver sus dudas respecto del apagón analógico.

La tabla con la lista de estaciones, concesionarios/permisionarios y porcentajes de penetración de televisores se puede consultar en el portal del IFT: www.ift.org.mx.

Proceso


VOLVER