Martha Gómez, una científica colombiana que estuvo más de 20 años por fuera del país es una de las líderes de una investigación en la que se logró clonar varios gatos salvajes en afán de evitar su desaparición por ser especies en vía de extinción.

La primera clonación de uno de estos animales la realizó en el 2003 con un gato salvaje africano. Fue tal el éxito, que en su momento se consideró como uno de los avances más grandes del mundo en esta materia, señaló a Noticias Caracol, la científica nacida en Pereira.

“Yo uso el óvulo de la gata doméstica, le quito su DNA (núcleo) y le inyecto el DNA de unas células de un gato salvaje esto es volver a producir un embrión interespecie, pero el clon realmente es un león o un tigre”, señaló la experta.

La científica señaló que el clonaje será la única posibilidad de preservar especies de las que solo quedan cuatro o cinco animales en el planeta como el rinoceronte o el elefante en el futuro.

Así mismo, en la actualidad, la doctora Martha realiza otras investigaciones que acercan al descubrimiento de nuevos tratamientos en las enfermedades de los humanos como la fibrosis quística. Con un gato doméstico y clonado, al que se le inyectó un gen verde, se avanza en el análisis para detectar la circulación de proteínas.

El gran reto para la científica en la actualidad es avanzar en la consolidación de un proyecto en el que a través de la clonación pueda llegar a crear un gato en el que a través de la modificación del genoma sea libre de alergia.

Martha es médica veterinaria con maestría en reproducción dela Universidad Nacional, tiene un doctorado en reproducción en Sídney y un posdoctorado en New Orleans.

El Colombiano


VOLVER