Unasur está desarrollando un proyecto para fabricar aviones no tripulados con tecnología sudamericana y aportes de todos sus países miembros, dijo este jueves Jorge Menéndez, viceministro de Defensa uruguayo.

“Brasil está capitaneando este proyecto y sería tremendamente importante para Sudamérica que (…) tuviéramos un avión no tripulado auténticamente sudamericano, con tecnología sudamericana y con aportes de todos los países”, aseguró Menéndez en Montevideo, donde se celebra la reunión del Consejo de Defensa de la Unasur.

Por su parte, el ministro de Defensa brasileño, Aldo Rabelo, dijo a los periodistas que su país está autorizado por el Consejo para presentar el “tipo de vehículo aéreo no tripulado que pueda ser un proyecto conjunto de América del Sur”.

Rabelo cifró en unos 180 millones de dólares el proyecto, el cual todavía se encuentra en una fase de estudio desde el punto de vista financiero, aunque la etapa técnica ya está elaborada.

Según explicó Menéndez, el plan tiene un “horizonte” de cinco años para su finalización y contempla, además de los vehículos aéreos no tripulados, las bases en tierra y los diferentes sistemas de comunicación necesarios.

En cuanto a los posibles usos, Rabelo señaló que se trata de “un equipamiento de vigilancia con mucha eficacia y con capacidad de empleo dual, es decir; militar, policial y civil”.

En ese sentido, dijo que se puede emplear, entre otras cosas, para la vigilancia de las fronteras, de las aguas territoriales y del espacio aéreo, así como para el combate al narcotráfico y a los delitos transfronterizos.

Además de Rabelo participan en la sexta reunión del Consejo de Defensa Suramericano los ministros de Paraguay (Diógenes Martínez), Perú (Jakke Valakivi) y Venezuela (Vladimir Padrino), además del de Uruguay, Eleuterio Fernández Huidobro.

Menéndez señaló que algunos de los temas que están sobre la mesa son la creación de un “mapa de riesgos ante desastres naturales” en la región -según explicó, liderado por Perú-, así como asuntos vinculados a la tecnología y a la participación de la mujer en el ámbito de la defensa.

Además, destacó que se ha solicitado al Centro de Estudios Estratégicos de Defensa (CEED), uno de los dos organismos de carácter permanente del Consejo, que evalúe la posibilidad de que la Unasur pueda ser una “referencia” en cuanto a misiones de paz de la ONU, “como así lo son otros organismos subregionales como la Unión Africana”, dijo.

Por otro lado, Rabelo consideró que la “desmilitarización” de la región es uno de los desafíos de América del Sur en materia de Defensa.

“No permitir la instalación de fuerzas o de bases de alianzas militares de fuera de América del Sur en nuestro subcontinente, eso es algo fundamental para el mantenimiento de la cohesión y de la confianza entre nuestros países”, resaltó.

La Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) está formada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

El Espectador

Aprueba Unasur plan estratégico de defensa para 2016

La sexta reunión de ministros de Defensa de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) aprobó ayer en Montevideo un plan de acción para 2016 que refuerza la cooperación militar entre los países miembros.

Según el viceministro uruguayo de Defensa Jorge Menéndez, cuyo país ejerce la presidencia temporal del organismo, el plan gira en torno a cuatro ejes: entrenamiento, políticas nacionales de seguridad, intercambio de información, operaciones de paz, fabricación de artefactos militares y entrenamiento de tropas.

Durante las discusiones, los representantes rechazaron la instalación de bases militares y la firma de acuerdos con potencias o alianzas extranjeras, para mantener la cohesión y la confianza entre los países miembros de Unasur.

Además, acordaron la producción de drones, que podrán ser usados en el seguimiento al narcotráfico, la vigilancia de fronteras, el espacio aéreo y aguas territoriales, así como el combate al narcotráfico.

En la reunión estuvieron presentes los ministros de Paraguay (Diógenes Martínez), Perú (Jakke Valakivi) y Venezuela (Vladimir Padrino), además del de Uruguay Eleuterio Fernández Huidobro.

El Consejo de Defensa Suramericano nació el 16 de diciembre de 2008 en Salvador de Bahía, Brasil, con el propósito de coordinar las políticas de seguridad de las naciones miembros de Unasur.

Sus objetivos principales incluyen consolidar una zona de paz suramericana, articular posiciones regionales en foros multilaterales sobre defensa y prevenir, mitigar o asistir a las víctimas de desastres naturales.

Andina


VOLVER