El Instituto de Energías Renovables de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) inauguró un sistema solar y su monitoreo en tiempo real para el calentamiento de agua para lavandería, cuartos y albercas en un hotel de Cuernavaca, Morelos.

Con ese proyecto, en los primeros 26 días de funcionamiento, se acumularon ahorros por alrededor de mil 700 kilogramos de gas LP y se dejó de emitir cinco toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera.

El responsable técnico del sistema, Octavio García Valladares, destacó la importancia del uso de tecnologías para aprovechar la energía solar y tener un impacto positivo en la economía, en el ambiente y en la sociedad en su conjunto, destacó la UNAM en un comunicado.

El hotel hostería “Las Quintas” aportó la mitad del costo de la instalación solar térmica, en el que se percibe la utilidad para la sociedad ya que el monitoreo y desarrollo del software permite contar con datos reales de su desempeño y viabilidad económica y ambiental.

El programa es una base de datos meteorológica de México, adquirida por la UNAM y única en el país, que contiene información de irradiación de los últimos 14 años, con una resolución de un kilómetro por un kilómetro y de cada media hora.

Además, en el hotel se cuenta con una estación meteorológica que mide la irradiación solar en el plano horizontal, temperatura ambiente, velocidad y dirección del viento, humedad y precipitación.

Para la instalación del sistema para calentamiento, que consta de dos usos: uno para agua en baños de habitaciones y lavandería, y otro para albercas, se contó con la colaboración de la empresa local Módulo Solar.

Explicó que en la lavandería, donde se necesitan alrededor de tres mil litros de agua a 55 grados todos los días, tienen colectores solares en 40 metros cuadrados, que proporcionan, 80 por ciento de ese consumo y el resto se obtiene del equipo de respaldo, además de que hay cuatro termotanques de 750 litros conectados en paralelo.

En una de las secciones de habitaciones con 24 cuartos, seis con jacuzzi, se colocaron 24 colectores de dos metros cuadrados, para una instalación calculada de tres mil litros de agua a 55 grados, donde el aporte solar calculado es de 85 por ciento, con cuatro tanques de 750 litros.

A su vez, el sistema de alberca se bombea el líquido, que también pasa por un filtro hacia el sistema solar y regresa ya que la temperatura requerida es menor, por lo que se usan captadores de plástico.

Notimex