Aprovechan la energía de la tierra y el proceso de fotosíntesis natural.