Aprovechar la vocación ganadera que caracteriza al estado de Aguascalientes y buscar la reutilización de los biodesechos son algunos de los objetivos del grupo interdisciplinario de científicos encabezado por el doctor David Masuoka Ito, investigador en innovación y miembro del Cuerpo Académico de Ciencias Odontológicas de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA).

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, el investigador documentó la forma en que extraen colágeno de origen bovino para la fabricación de membranas que son necesarias para la regeneración ósea. “Actualmente la regeneración tisular guiada, no solo en la odontología, prácticamente en todas las áreas médicas es algo que se ha venido trabajando, nosotros trabajamos con estas membranas para poder insertar mejor los tejidos óseos”.

Masuoka Ito señaló que estas investigaciones tienen cerca de un año de trabajo, inició con protocolos y técnicas, posteriormente se logró extraer del biodesecho el colágeno y a la fecha se trabaja en el proceso para la fabricación de las esponjas y membranas naturales, “en la actualidad se habla mucho de células madre, la cuestión no está en cómo obtenerlas, la intención es aprovechar las investigaciones para utilizarlas de una manera útil”.

Beneficio social

Apuntó que el hecho de producir materiales para aplicarlos en las áreas biomédicas, y además de procedencia reutilizable, permite que se fortalezca el mercado de aditamentos, en este caso odontológicos, traducido claramente en un bajo costo de los productos ya que además son elaborados en el país.

“Buscamos beneficiar directamente a la sociedad, por un lado el sector empresarial y por otro poder abarcar una mayor parte de la población que muchas veces no tiene acceso a este tipo de tratamientos”, dio a conocer que esta problemática se presenta principalmente en adultos con diagnósticos de tumores en el hueso, raramente y por situaciones externas se pueden presentar casos con niños, esto por algún accidente o causa particular, señaló.

El investigador del área odontológica opinó que uno de los principales retos con que se enfrenta este rubro de la medicina es lograr reactivar la economía nacional a través de la industria odontológica, “es necesario trabajar con nuevas ideas creativas para poder concebir productos que satisfagan a los pacientes”, expresó que la reutilización de residuos es sin duda un campo que se puede y debe explotar, pues existe mucho que investigar.

Finalmente aseguró que los resultados obtenidos de estas investigaciones se traducen en un impacto importante a nivel estatal: poder aprovechar sustancias residuales para fabricar injertos que por lo general son importados y su costo oscila entre mil 500 a dos mil pesos, mientras que al extraerlos de un biodesecho se cotiza un costo de cincuenta pesos, una marcada diferencia con amplio margen de potencial industrial.

Conacyt Prensa