El ministro de Salud, Francisco Terrientes, dijo durante la firma del acuerdo de la “Estrategia 90-90-90” para erradicar el VIH/SIDA en Panamá, que debido al aumento de los casos en Panamá se van a tener que tomar decisiones más rápidas, sostenidas y eficaces.

Esta estrategia – y a todo el país.

Un sólido consenso mundial indica que ya existen las herramientas para combatir esta epidemia. Esta certeza se basa en una combinación de importantes avances científicos y el cúmulo de lecciones aprendidas en más de una década de estudios.

Terrientes indicó que el Ministerio de Salud (Minsa) ha fortalecido las clínicas de atención a la población de más alto riesgo y para el 2016 se planifica la apertura de tres clínicas más ubicadas en Changuinola, Santiago y Azuero.

En el mes de junio se realizó la primera campaña nacional para hacer pruebas rápidas donde se distribuyeron 25 mil pruebas en instalaciones del Minsa y la Caja de Seguro Social (CSS). 15,152 panameños se hicieron la prueba de manera voluntaria y aquellos

“Estamos dando los primeros paros para asumir la Estrategia 90-90-90”, indicó Terrientes.

Esta Estrategia 90-90-90 se basa en:

-Diagnosticar el 90% de la población con VIH en el país.
-Vincular el 90% de los diagnósticos a la clínica de terapia antiretroviral.
-Tratar y mantener la cargar viral detectable al 90% de los vinculados.

Ya se validó el nuevo algoritmo de diagnostico de VIH basado en dos pruebas rápidas, para tener resultados más oportunos y canalizar de forma temprana a los pacientes a las clínicas de terapia antiretroviral.

El ministro de Salud manifestó que en Panamá tenemos cifras importantes de aumento en mujeres. En el año 1993 eran del 14.6%, mientras que en el año 2014 se elevó a un 25.5% lo que elevó las posibilidades de aumento de transmisión materno-infantil del VIH.

TVN


VOLVER