Los Gobiernos de Chile y Japón inauguraron el proyecto Kizuna, por medio del cual capacitarán a alrededor de dos mil profesionales latinoamericanos en la prevención y manejo de desastres naturales.

Kizuna es parte del Programa de Formación de Recursos Humanos para Latinoamérica y el Caribe en Reducción del riesgo de Desastre, iniciativa que tiene como objetivo impulsar a Chile como polo de desarrollo, con apoyo del país asiático, en capacitación y perfeccionamiento de profesiones en temáticas relacionadas con eventos naturales.

Esto en consideración a la experiencia que ambos países poseen en situaciones como terremotos, tsunamis, aluviones, entre otros. La capacitación de los profesionales se realizará en plazos de cinco años.

El director de la Onemi, Ricardo Toro señaló que “esto va enfocado a crear capacidad en profesionales especializados en el fortalecimiento de capacidades de agencias ejecutoras y en el establecimiento de una red de intercambio a nivel regional y con las otras regiones en reducción de riesgos de desastre”.

La implementación del proyecto se realizará a través de la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID), la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), junto con la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI).

La Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 13 de octubre como el Día Internacional para la Reducción de Desastres, con el propósito de concienciar a los Gobiernos y las personas a que tomen medidas encaminadas a minimizar estos riesgos.

Cooperativa


VOLVER