El ingeniero costarricense Marco Gómez, quien hizo un trabajo estudiantil sobre la basura que flota en el espacio, fue galardonado al cerrar la 66va edición del Congreso Internacional de Astronáutica.

Gómez recibió el premio al mejor artículo técnico estudiantil. Su investigación consiste en una misión para recoger basura espacial de forma eficiente tanto en tiempo como en combustible.

En el congreso, que se realizó del 12 al 16 de octubre en Jerusalem, competían cerca de 2.600 artículos académicos en distintas categorías.

“Actualmente hay más de 500 mil piezas de basura espacial en órbita con un tamaño mayor a 10 cm, ya se nota que hay colisiones entre satélites y que existe un riesgo real para los astronautas porque el espacio se está saturando“, dijo Gómez, quien es el director del Primer Satélite Centroamericano hecho en Costa Rica.

Este es el cuarto año consecutivo que Costa Rica compite en este Congreso mediante la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (Acae). En años anteriores se realizó en Italia, China y Canadá.

El lema de este año fue “Espacio – La Puerta al Futuro de la Humanidad” y se contó con la participación de más de 2.000 personas de 58 países.

Costa Rica avanza en materia aeroespacial

Los últimos días son la muestra clara de que el país avanza con paso firme en materia de estudio y práctica espacial.

A inicios de la semana se comunicó que la Acae, con sede en Costa Rica, fue aceptada para ingresar a la Federación Internacional de Astronática (IAF por sus siglas en inglés), la cual cuenta con 280 integrantes de 60 países.

Además, para este Congreso se llevaron seis ponencias costarricenses, una de ellas a nombre del Tecnológico de Costa Rica.

“Para la asociación este es un reconocimiento de gran valor que demuestra el talento de los ingenieros costarricenses en el campo espacial”, dijo Carlos Alvarado, quien además fue nombrado esta misma semana como vicepresidente del grupo de países de Latinoamerica y Caribe de la IAF.

Josué Alvarado – Costa Rica Hoy