Entre los ganadores del Premio Equator 2015 (Premio Ecuatorial 2015) figuran varias comunidades indígenas ecologistas de América Latina, según anunció la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que distingue con este galardón a iniciativas ciudadanas para reducir la pobreza, proteger el medio ambiente y trabajar para reducir los efectos del Cambio Climático.

Los galardonados recibirán un premio de 10 mil dólares y podrán enviar representantes a una reunión comunitaria que se celebrará durante la Cumbre sobre Cambio Climático de París, Francia, que se efectuará en diciembre próximo.

En conferencia de prensa, la responsable de Cambio Climático de la ONU, Christiana Figueres, dijo que “los ganadores de este Premio Equator son un pequeño grupo de proyectos e iniciativas inspiradoras alrededor del mundo. Son un pequeño ejemplo de la gran cantidad de iniciativas que se están dando”.

Durante la ceremonia en que se anunció a los 21 premiados participó también, entre otros, el actor estadounidense Alec Baldwin, que colabora habitualmente con la ONU en distintas iniciativas.

Cabe destacar que entre los ganadores figuran grupos indígenas de Colombia, Bolivia, Brasil, Belice y Honduras, según destacó información de la ONU, a la cual foroambiental.com.mx tuvo acceso.

En Colombia, la organización reconoció la labor del pueblo Inga, al recuperar 22 mil 283 hectáreas de territorio en el que durante décadas operaron guerrillas, paramilitares y narcotraficantes, poniendo en peligro el medio ambiente.

Al respecto, funcionarios del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), organismo que entrega los premios, destacaron que 17 mil 500 de esas hectáreas se han protegido como lugar “sagrado”.

Muy emocionado en la premiación, Alec Baldwin quiso transmitir sus “más sinceras felicitaciones al pueblo Inga” por su lucha en favor de la naturaleza y como un ejemplo para que grupos indígenas de otros países se sumen a esta labor para salvar el planeta.

En Bolivia, el PNUD premió al Consejo Indígena del Pueblo Tacana, por su protección del territorio en una de las zonas de mayor diversidad del país, donde viven 50 especies en peligro de extinción.

Además, el PNUD distinguió a dos grupos en Honduras: la organización misquita Masta, por su defensa de territorios indígenas frente a compañías de aceite de palma, petroleras y traficantes de drogas; así como al Comité para la Defensa y Desarrollo de la Flora y Fauna del Golfo de Fonseca, por su protección de los ecosistemas marinos.

También tuvo dos premiados Brasil, donde se reconoció al Instituto Raoni, una organización fundada por el pueblo indígena Kayapó, que ha protegido 2.5 millones de hectáreas de selva, utilizando innovadoras campañas.

Asimismo, fue distinguido el Movimiento Ipereg Ayu, del pueblo Munduruku, que bloqueó la construcción de una presa en el país carioca, que habría sumergido sus territorios. Mientras que en Belice se premió a la Alianza de Líderes Maya, por sus esfuerzos de conservación del medio ambiente; y en Guyana se reconoció el trabajo de otra organización indígena por sus trabajos contra la deforestación.

“Estos ganadores muestran lo que es posible cuando los pueblos indígenas y las comunidades locales son respaldadas con derechos para gestionar sus tierras, territorios y recursos naturales”, destacó Helen Clark, administradora del PNUD.

Añadió que esto es vital para el planeta, ya que “los bosques y la fauna son protegidos, los paisajes gestionados para dar seguridad de alimento y agua, se crean puestos de trabajo y se refuerza a la comunidad local”.

Dentro del grupo de 21 ganadores figuran también iniciativas en países como China, Afganistán, la República Democrática del Congo e Indonesia, entre otros.

Jorge Castañeda – ADN Sureste