El edificio Néstor Kirchner de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) fue escenario de la Conferencia Internacional de Desarrollo Sostenible que se realizó el pasado 29 y martes 30 de junio de 2015.

Durante la inauguración del evento al que asistió el Presidente de Ecuador, Rafael Correa, el Secretario General del organismo, Ernesto Samper Pizano, resaltó la importancia de la convivencia del hombre y el medio ambiente que se aprecia en el centro del Mundo.

Samper recordó que Suramérica cuenta con las fortalezas de recursos naturales más destacadas. “La Región tiene el 30% de las reservas de agua dulce, reservas de minerales, petróleo, en fin una reserva de vida”, explicó.

Además, precisó que las cumbres si bien deben ser un espacio de reflexión también deben marcar pautas para establecer responsabilidades, ya que dijo ser los seres humanos unos “depredadores por excelencia”. “Esta es la Región del mundo más amenazada por el cambio climático, en el lado del mar caribe por los huracanes, por las tormentas, y en el lado de la zona Andina por los sismos y los movimientos telúricos. Aquí tenemos páramos, glaciares que igualmente se están derritiendo por el calentamiento global”, mencionó.

Según Samper, la celebración de este evento reafirma el compromiso del país en formular propuestas concretas que transformen de manera efectiva la economía política del cambio climático y respondan a las necesidades de la población.

Asimismo, agradeció al Presidente Correa por escoger a la sede de UNASUR como el escenario para la conferencia, e hizo un llamado a los suramericanos para “seguir siendo grandes consultores de utopías”. “Una de esas utopías es construir la idolatría suramericana del siglo XXI, más competitivos en lo económico, más solidarios en lo social, más participativos en lo político y más comprometidos con el medio ambiente”, recalcó el Secretario General.

Por su parte, el Mandatario ecuatoriano, llamó al mundo a reforzar la lucha contra el cambio climático y sugirió definir la creación de una Corte Internacional de Justicia Ambiental, mediante un tratado vinculante entre naciones dispuestas a luchar contra el cambio climático de manera seria.

“El ser humano no es lo único importante en la naturaleza, pero sigue siendo lo más importante; la solución frente al desastre del cambio climático y el calentamiento global también pasa por la justicia”, afirmó.

De la misma manera, insistió en que el mayor peligro para la Amazonía es la expansión de la zona agrícola. “Es indispensable declarar tecnologías que mitiguen la contaminación como viene de libre acceso”, mencionó Correa, luego de explicar que “la deuda ecológica es mayor a la deuda financiera”. “El mundo rico está en deuda con los países del sur”,

Entre los panelistas también estuvo presente el director Global de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN), Jeffrey Sachs, quien destacó que hasta el 2030 en el mundo se deben conseguir los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), mismo que dijo “permitirán un desarrollo económico continuo, la sustentabilidad ecológica y el desarrollo con un enfoque en la inclusión social”.

De acuerdo a Sachs, la humanidad ya sobrepasó los límites y afirmó que es urgente descarbonizar el mundo, es decir la reducción del uso de los combustibles fósiles. Por lo que para él es importante la creación de las energías renovables, e insistió en la necesidad de la investigación en universidades como Yachay. “América Latina tiene potenciales para la generación de energía térmica, solar, hidroeléctrica, eólica, entre otras, es por eso que insistió en la investigación científica”, refirió.

UNASUR


Volver