Tras sufrir un accidente, al boricua Carlos Whitmarsh le surgió la idea de lo bueno que sería tener una aplicación en la que todos sus amigos tomaran fotografías con sus teléfonos inteligentes e instantáneamente fueran compartidas en una misma galería.

“Hace un año atrás no tenía idea de lo que era lenguaje de programación, pero la idea era chulísima y decidí aprender”, dijo el hombre, que se dedica “a los números y al desarrollo de negocios”.

Tras aprender por su cuenta sobre programación, la aplicación, a la que bautizó con el nombre de Mobxy: Realtime Photo, se hizo realidad y este mes fue lanzada en el servicio de Google Play. La misma permite a los usuarios sincronizar múltiples teléfonos móviles para que sus cámaras tomen fotos al mismo tiempo, las que luego son almacenadas automáticamente en una galería común accesible a los miembros del grupo.

En entrevista con este medio, Whitmarsh dijo que comenzó el esfuerzo de dar a conocer la aplicación en Puerto Rico, porque desea “que la prueben aquí, que le den mucho uso y escuchar la opinión de la gente, qué les gusta y qué nos les gusta”. Luego, según contó, hará los ajustes necesarios para comenzar a promoverla en las empresas de Silicon Valley, en California, y comenzar a buscar inversionistas internacionales.

Dijo que por el momento solo está disponible en Google Play, debido a que le fue más fácil para aprender la programación para los teléfonos androides. Señaló que, tras el lanzamiento, se centrará en aprender y programarla para los teléfonos iPhone.

“Yo la traté de hacer lo más sencillo posible, cosa que le permita al usuario hacer transiciones sencillas”, explicó el empresario sobre la aplicación.

Añadió que “Mobxy promete ser una herramienta útil en cualquier tipo de evento social ya sea un cumpleaños, evento deportivo o un concierto, ya que los usuarios no se perderán nada al poder tener fotos tomadas en tiempo real desde diferentes ángulos”.

De hecho, la página cibernética explica que lo único que se necesita para comenzar el proceso es bajar la aplicación, inscribirse a través de la cuenta de la red social de Facebook, crear un grupo, invitar a todos a los que le interese participen del evento fotográfico y tomar las fotos.

Whitmarsh detalló que una vez la persona invite a otras amistades de participar del evento, los usuarios recibirán una alerta al celular que les activará automáticamente las cámaras de la aplicación. Este proceso fue sincronizado para realizarse en un tiempo preestablecido.

“Todas las cámaras tirarán fotos a la vez”, destacó.

Esas tomas fotográficas se comparten automáticamente en la galería de la aplicación. El usuario también puede compartirlas con otras personas a través de mensaje de texto, correos electrónicos o las redes sociales, dijo.

“La idea fue desarrollar un negocio que la gente la disfrute y la use. Esa es la visión ahora mismo”, dijo Whitmarsh.

Esta aplicación es gratuita, ya que la empresa puede publicar anuncios. Sin embargo, el empresario hizo la salvedad que “tiene una función para removerlos (los anuncios), si el usuario así lo desea”.

Frances Rosario – El nuevo día


Volver