El Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) lanzó un nuevo catálogo que permitirá a las instituciones públicas del Ecuador adquirir vehículos eléctricos con el objetivo de impulsar el uso de la nueva matriz energética y contribuir al cuidado del medioambiente, una de las principales apuestas del gobierno ecuatoriano.

En el evento participó el presidente Rafael Correa, quien verificó la entrega del vehículo y dijo que uno de los planes de su administración es ir remplazando el parque automotor, sobre todo público, con carros eléctricos para lo cual se requiere logística, puntos de conexión, entre otras temas, que se irán implementando poco a poco.

“Son grandes avances para tener una matriz de consumo energético tremendamente eficiente y una matriz de oferta energética igualmente eficiente”, explicó. Si bien reconoció que estos vehículos todavía son un poco costosos (50.000 dólares) señaló que ahorrarán costos al Estado.

“Ese el costo inicial, pero con el ahorro de mantenimiento, combustible, las externalidades y la no contaminación más que compensa el costo. Sin embargo, vamos a tratar de que se reduzca el costo inicial y se produzcan nacionalmente”, indicó Correa.

El director general del Sercop, Santiago Vásquez, entregó el primero de estos vehículos eléctricos (de marca china BYD) al ministro de Electricidad y Energía Renovable, Esteban Albornoz, con la intención de que se verifiquen sus atributos y características técnicas para fomentar su uso en la ciudad.

Según Vásquez el estado se ahorraría 55% de los gastos de mantenimiento al adquirir estos vehículos. “Se puede llegar a más de 100 millones de dólares al año en ahorro”, dijo.

Albornoz indicó, por su parte, que usar estos vehículos en el país tiene muchas ventajas sobre todo porque el Ecuador tiene las tarifas eléctrica más bajas de la región, y que por ello el Ministerio de Electricidad está trabajando en un plan para cambiar todos los aparatos que se pueda por los que utilicen electricidad, entre ellos las cocinas de inducción eléctrica para reducir el uso de gas subsidiado por el Estado.

“Hay una cantidad de programas que ejecuta el Ministerio de Electricidad con relación a la eficiencia energética”, dijo. El primero de estos programas fue el de sustituir focos ahorradores por los focos incandescentes, luego se sustituyó refrigeradoras ineficientes por equipos inteligentes y ahora están trabajando por el uso de cocinas de inducción para lograr una cocción eficiente.

En este sentido, el ministro indicó que hasta el momento se han instalado los medidores de 220 voltios (que son los que se necesitan para cargas los vehículos eléctricos o usar las cocinas de inducción) en dos millones de hogares del Ecuador y que están trabajando en un proyecto de implementación de “electrolineras” para cargar los vehículos.

El gobierno fomenta el uso de la energía eléctrica en reemplazo de gas y gasolina, que representan millones de dólares de subsidios del Estado, lo que se suma a la construcción de ocho grandes hidroeléctricas que reducirán los costos de la energía.

“El Ecuador gracias a su potencial hídrico tiene suficiente energía renovable de fuentes limpias para usar en nuestros hogares y dejar de lado el uso de combustibles derivados del petróleo (…) Con el programa que estamos lanzando el día de hoy estamos contribuyendo a conservar el medioambiente y a mitigar el calentamiento global”, resaltó Albornoz.

El titular de la Sercop indicó que al momento están disponibles en el catálogo cuatro categorías de vehículos eléctricos de las marcas BYD y Mitsubishi y que Ford Fiat se ha mostrado interesada en entrar también al programa.

“Existe la confianza por parte de la empresa privada de que el Estado genera certezas de hacia dónde tenemos que invertir y estamos invirtiendo hacia la energía limpia”, puntualizó.

En las categorías constan vehículos de 11.000, 30.000, 38.000 y hasta 51.000 dólares. El catálogo estará disponible en la página web de la Sercop (portal.compraspublicas.gob.ec) en unas tres semanas.

La Sercop ha acordado con los proveedores de autos eléctricos que sus partes y piezas incorporen progresivamente producción ecuatoriana. Además el Comité de Comercio Exterior eliminó los aranceles y los cupos para la importación de estos vehículos para contribuir a la eficiencia energética del Ecuador.

El vehículo entregado al Ministerio de Electricidad es de la marca china BYD y está valorado en unos 48.000 dólares. Puede recorrer hasta 300 kilómetros con una sola carga de 60 kilovatios por hora y posee 106 caballos de fuerza que permiten manejarlo en una ciudad como Quito que tiene muchas calle empinadas.

Santiago Muñoz, directivo de ventas para BYD en Ecuador, señaló que el plan que tiene la empresa china es introducir los vehículos y si es que hay la oportunidad poderlos producir aquí. “Primero vamos con estos vehículos y luego iremos con buses para un uso interprovincial (…) Los próximos vehículos que traeremos tendrán una autonomía de hasta 400 kilómetros para una transportación más larga”.

Andes


VOLVER