El cementerio municipal de San Ramón, en Alajuela, instalará 44 paneles solares, con los cuales se busca reducir la huella de carbono en 1,5 toneladas por año. Los mismos generarán la energía necesaria para 7 hogares.

De acuerdo con Óscar Mario Alvarado, jefe de Informática y Telemática de la Municipalidad de San Ramón, este proyecto se da tras la implementación de otras maneras de ahorro de energía, que ha venido trabajando el municipio desde hace un tiempo. La instalación del sistema se realizó en tres días, durante el mes de abril.

El funcionario municipal explicó que este es el segundo proyecto de este tipo a nivel de gobierno local y que se espera que al final del 2015 se concrete un tercero, para abarcar distintas áreas administrativas.

“En el año 2012 la municipalidad empieza con algunos proyectos en búsqueda de lo que es ahorro energético y además de eso, que la energía que se utilizara para producir ese ahorro fuera amigable con el ambiente. Fue así como implementa un proyecto de iluminación LED en el parque de San Ramón”, indicó Alvarado.

Fue dado los buenos resultados a nivel ecológico y económico, que se iniciaron nuevos proyectos de iluminación LED en las instalaciones, lo que significó una inversión de 8 millones de colones para el cambio total de la iluminación en las instalaciones municipales.

“Viendo que no era suficiente ahorrar, sino, que teníamos la posibilidad de generar nuestra propia energía a través de recursos limpios, decidimos el año anterior incursionar en el área de generación eléctrica, por medio de paneles solares”, dijo Alvarado.

Este proyecto significó una inversión de 10 millones de colones, sin embargo, el ahorro anual en gastos por facturas eléctricas, será de dos millones de colones. “Tenemos previsto que para dentro de unos 5 o 6 años, tendremos la inversión cubierta”, dijo Alvarado.

Por su parte, Monzi Figueres, directora comercial de Sibo Energy, destacó la importancia de este tipo de proyectos, no solo a nivel ecológico y económico, si no también, por el impacto que genera a nivel de población, al acercar a las personas a nuevas formas de energía.

Colegio de Geólogos también incursiona en energía solar

Pero la municipalidad de San Ramón no es el único ejemplo. El Colegio de Geólogos de Costa Rica, también incursiona en el campo de la energía solar, y se convirtió en el primer colegio profesional en adoptar esta práctica amigable con el ambiente.

Como parte del Plan de Gestión Ambiental Institucional, se realizó la instalación de nueve paneles solares que significaron una inversión de más de $5 mil.

Cada panel produce 276kWh mensuales, con solo una exposición solar de 4,5 horas al día, para un total de 2295 Watts al mes. Además permite a través de un sistema de monitoreo web inalámbrico, estar al tanto de la producción diaria de energía en tiempo real.

Joselyne Ugarte – CR Hoy


Volver