Algunos objetos en escalas nanométricas pueden comprometer la salud de las personas y del ambiente, debido principalmente a la rapidez con la cual se mueven y la reactividad asociada a su reducido tamaño. Para garantizar el desarrollo de la nanociencia y nanotecnología en óptimas condiciones de seguridad e higiene, el Estado venezolano promueve una línea de investigación en nanotoxicología.

Así lo informó el presidente del Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Oncti) -adscrito al Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (Mppeuct)-, Anwar Hasmy, durante la IV Escuela de Nanociencia y Nanotecnología (Enano), efectuada en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (ivic).

“Como toda tecnología, puede ser usada para el bien o el mal. La energía nuclear puede salvar vidas a través de la radioterapia, pero también puede ser terrible como armamento. Con la nanotecnología ocurre igual. El país debe prepararse para enfrentar esos desafíos con el fin de maximizar las oportunidades y minimizar los riesgos”, recalcó Hasmy.

Asimismo, informó que con la nanotoxicología se podrán establecer algunas regulaciones al mismo tiempo que se realizan las mediciones necesarias que permitan comparar las exigencias con los hechos.

En cuanto a la propuesta de crear una Comunidad de Nanotecnología del Mercosur (NanoSur) como plataforma para la cooperación interinstitucional en materia de capacidades humanas, materiales y organizativas, así como su vinculación con la industria y la sociedad, Hasmy afirmó que mucho se ha avanzado en esa dirección. “Con esta red se busca ganar más espacios y adeptos y vamos bien adelantados desde noviembre del año pasado”, adelantó.

El Presidente del Oncti anunció además un encuentro internacional que se llevará a cabo en Venezuela en el mes de octubre, con representantes de países de Asia, África, Europa, Oceanía y Latinoamérica. La temática del evento será la nanotecnología aplicada a la salud (nanobiotecnología).

Beneficios tangibles

Producir fosfato de calcio hidratado (hidroxiapatita) para la regeneración o sustitución de fragmentos óseos y fabricar revestimientos de mayor durabilidad, tanto en pinturas como en superficies especiales que ameritan ser protegidos de la corrosión, son apenas algunos de los tantos aportes hechos por la nanociencia y nanotecnología en Venezuela.

El mundo de lo extremadamente pequeño ha incursionado con éxito en múltiples campos del saber, como el envasado de alimentos, fabricación de productos cosméticos, tratamiento de aguas contaminadas, elaboración de materiales para la construcción, vendaje para quemaduras, automóviles más modernos y aparatos telefónicos de última generación.

Al ser un área tan novedosa, “tenemos el deber y la oportunidad de involucrarnos en ella, por lo cual Venezuela trata de participar fuertemente desde hace algunos años. Esta Escuela (Enano) forma parte de esa tendencia que se conjuga muy bien con las nuevas funciones del Ministerio”, aseguró el director de Investigación y Generación del Conocimiento del Mppeuct, Carlos Rojas.

De acuerdo con la investigadora y jefa del Centro de Ingeniería de Materiales y Nanotecnología del Ivic, Gema González, los beneficios de la nanotecnología superan sus propias contradicciones.
“Su gran ventaja es que no enfatiza en la actividad extractivista, porque no depende de los recursos del suelo. Uno de los aspectos bioéticos que se puede profundizar es la nanotoxicología y ya estamos trabajando en ello”, dijo la también presidenta de la Red Venezolana de Nanotecnología (RedVNano).

Novedades 2015

Enano es un evento bienal que comenzó en el año 2009 por iniciativa del Ivic y la Universidad de Los Andes (ULA), al cual han asistido especialistas nacionales e internacionales en el estudio, diseño y fabricación de objetos nanoestructurados (que miden la milmillonésima parte de un metro).
La actividad es organizada por el Ivic, la RedVNano y el Oncti. Además, cuenta con el apoyo de Pdvsa-Intevep.

El tema principal de este año fue la caracterización, entendida como el reconocimiento de un material a partir del estudio de sus propiedades físicas, químicas y estructurales, entre otras, basándose en técnicas de identificación como la microscopía en sus variantes óptica, electrónica de barrido, de transmisión o de fuerza atómica.

Para explicar las técnicas de caracterización más usadas en la actualidad asistió un nutrido panel de invitados nacionales e internacionales. Por Francia estuvieron presentes Eric Anglaret y Christophe Blanc, de la Universidad de Montpellier.

Del lado venezolano acudieron Caribay Urbina, Lisetta D’ Onofrio, Héctor Gutiérrez, Humberto Rojas y Vincent Piscitelli, de la Universidad Central de Venezuela (UCV); Fernando Ruette, Tamara Zoltan, Pedro Silva y Alexánder Briceño, del Ivic; Camilo Zamora, presidente del Centro de Investigaciones de Astronomía (Cida) de Mérida y Vicente Sagredo, de la ULA.

Unas 120 personas de diversas universidades y centros de investigación del país se dieron cita en Enano 2015.

Hoy Venezuela


VOLVER