México, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú, Panamá y Estados Unidos anunciaron la creación de una nueva Iniciativa del Hemisferio Occidental para Energía Limpia, con la que se comprometieron a duplicar de manera colectiva las fuentes renovables de energía, tales como solar, eólica, hidroelectricidad a pequeña escala, biomasa sustentable y geotermia hacia el 2030.

Con ello, México deberá generar por lo menos 16 millones 178,691 megawatts hora al año con este tipo de fuentes, si se compara con la generación reportada durante el 2014.

De enero a abril del 2015, México generó 20.5% de la electricidad mediante fuentes limpias, considerando la generación hidroeléctrica, eólica, geotérmica y solar, con un acumulado bruto de 13 millones 404,665 megawatts por hora. Sin embargo, si se considera únicamente las energías renovables -sin contar la gran hidroeléctrica, como se estableció en la iniciativa multilateral- el país generó apenas 4.4% de la energía mediante energía eólica, geotérmica y fotovoltaica, según el Sistema de Información Energética de la Secretaría de Energía.

Con ello, entre los productores independientes que venden su producción a la Comisión Federal de Electricidad y la energía que produce la estatal, el país depende todavía en 79.4% de la generación termoeléctrica y sólo ha reducido en dos puntos porcentuales la dependencia de esta fuente en los últimos cinco años.

Costa Rica encabeza

De acuerdo con la Secretaría de Energía y la embajada estadounidense, la nueva iniciativa busca incrementar la colaboración entre los países participantes para facilitar la hoja de ruta de cada país para alcanzar sus objetivos de energías renovables con infraestructura energética más amplia, incrementar la disponibilidad de datos de calidad sobre energía renovable y compartir herramientas de modelos y simulación.

Entre los países que firmaron el acuerdo, por el tamaño de su economía Estados Unidos es el país con mayor capacidad instalada de fuentes renovables, con casi 90,000 megawatts instalados al concluir el 2013 (1.5 veces la capacidad total que tiene México), aunque proporcionalmente, la instalación de renovables es de apenas 8.4% del total nacional; en tanto, Costa Rica se coloca a la cabeza en capacidad instalada renovable proporcional a su generación total de energía, con 13.4 por ciento. México tiene una participación de 5.3% del total instalado mediante fuentes renovables, incluida la biomasa, y en términos proporcionales le siguen Chile, con 3.6%; Perú, con 2.6%; Colombia, con 1.3%, y Panamá, con 1.2%, según la International Renewable Energy Agency.

Karol García – El Economista


Volver