El decisivo aporte del personal médico de Cuba y otras naciones en el enfrentamiento al virus del Ébola en países del África occidental fue por diputados del Parlamento Latinoamericano (Parlatino).

Los legislativos de la Comisión de Salud de ese organismo distinguieron la labor del Ministerio de Salud Pública y el sistema sanitario cubano en general, por los resultados en el combate contra la epidemia, y sus acciones preventivas encaminadas a evitar la propagación de la letal enfermedad en la región.

Reunidos en el Hotel Nacional de Cuba, junto a la Comisión de Equidad de Género, Niñez y Juventud, los parlamentarios se actualizaron sobre la situación epidemiológica actual relativa al virus, y conocieron acerca de la experiencia de la Isla en el tratamiento de la enfermedad en las naciones afectadas.

En ese sentido, se pronunciaron por insertar el tema del manejo de enfermedades riesgosas y su prevención con más fuerza en la agenda de los parlamentos de cada país, y elaborar programas efectivos en aras de aumentar el control sanitario a nivel regional y mundial.

De acuerdo con el doctor Lorenzo Somarribas, representante cubano del Centro de Enlace de las organizaciones Mundial y Panamericana de Salud (OMS-OPS), aunque se ha controlado la propagación de la epidemia en los 11 países afectados, actualmente mantienen la trasmisión activa e intensa Guinea Conakry, Sierra Leona e Italia.

En el caso del país europeo, se mantiene bajo vigilancia un trabajador sanitario contagiado, aunque evoluciona bien y sus contactos también están bajo observación médica.

Según los datos ofrecidos por la OMS, desde enero de 2014 -fecha en que inició el brote- hasta el dos de junio último, han fallecido 11 mil 211 personas a causa del Ébola, de 15 mil 66 casos confirmados, sin contar las contagiadas que no se registraron por vivir en medios rurales, con difícil acceso a los servicios médicos.

En esa batalla Cuba dio su respuesta inmediata, con el envío de 246 profesionales de la salud del contingente Henry Reeve a Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry, tres de los países más afectados y en los cuales atendieron a dos mil 185 pacientes y salvaron 434 vidas.

Durante la jornada, en la Comisión de Equidad de Género, Niñez y Juventud, se entabló un amplio debate sobre el abuso sexual de los infantes, y se revisaron otros temas encaminados a adoptar políticas más coherentes por el bienestar de los adultos mayores en la región.

Ambos grupos de trabajo del Parlatino, integrados en su conjunto por 53 legislativos de 16 parlamentos de la región, también declararon su beneplácito por la reciente decisión de EE.UU. de retirar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Exhortaron igualmente a la eliminación del bloqueo económico, comercial y financiero que impone Washington al país caribeño por más de medio siglo.

Fundado hace 50 años en Lima, Perú, el Parlatino es promotor del intercambio entre sus 23 naciones miembros, y ha estado al servicio del progreso, la integración y el fortalecimiento de la democracia en América Latina y el Caribe.

Cuba integra ese organismo regional desde mediados de la década de 1980 con una activa participación, destacando la presidencia de la Isla por más de 20 años en su Comisión de Salud.

Agencia Cubana de Noticias


VOLVER