La iniciativa busca devolver a las personas que han perdido la capacidad de moverse y hablar, la posibilidad de interactuar en la vida doméstica, a través de un sistema visual que controla las funciones del dispositivo.

El Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Católica trabaja en el desarrollo del primer mini robot destinado a integrar al hogar a pacientes con parálisis, en el marco de un proyecto de colaboración con el Centro de Tecnologías de Inclusión de la universidad (Cedeti).

La iniciativa busca devolver a las personas que han perdido la capacidad de moverse y hablar, la posibilidad de interactuar en la vida doméstica, a través de un sistema visual que controla las funciones del dispositivo.

“Mediante la tecnología de seguimiento ocular, el mini robot permite a las personas totalmente paralizadas observar y escuchar su entorno familiar. Incluso podría enviar mensajes de audio para comunicarse con los demás”, explicó el profesor de Ingeniería UC Miguel Torres, quien guía el equipo de trabajo.

El experto en robótica destacó que el proyecto apoyado por el Cedeti espera ser accesible para las familias de los pacientes con parálisis, porque considera piezas de bajo costo y la publicación de un manual gratuito en Internet para armar uno mismo el dispositivo.

Para el estudiante de ingeniería Francisco Retamales, creador principal de la iniciativa, el uso de esta tecnología podría resolver el complejo problema de dar a los pacientes que no pueden escribir o hablar cierta independencia en el hogar.

“Después de dos años de trabajo, confiamos en el aporte que tendrá este proyecto en la integración de personas con discapacidad. Esta innovación podría en el futuro ayudar a quienes han sufrido una parálisis por enfermedad o lesión a interactuar con los demás, sin la ayuda de otra persona”, precisó el futuro ingeniero.

En tanto que el alumno de magíster de ingeniería Bruno Wendt, encargado del sistema de seguimiento ocular del robot, agrega que la tecnología de reconocimiento visual permite rastrear los movimientos de los ojos del usuario. “Así la persona con discapacidades motrices puede elegir las acciones del mini robot”, dijo.

La Nación


VOLVER