Después de haber anunciado el decreto que amplía las zonas de exploración de hidrocarburos, incorporando también áreas protegidas, el presidente Evo Morales presentó en la Base Aérea de Tarija un avión con tecnología geofísica SFD con el que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) rastreará posibles focos de recursos hidrocarburíferos.

“El SFD es un método geofísico aéreo, no invasivo, con el que se adquieren datos del subsuelo que orientan la detección de anomalías asociadas con posible presencia de hidrocarburos, que correlacionándolas con la información sísmica existente, reduce el riesgo exploratorio de un proyecto”, explicó el presidente de YPFB, Guillermo Achá sobre la tecnología de este avión.

El avión, cuya patente la tiene la empresa canadiense NXT, será utilizado por la empresa nacional de hidrocarburos durante cinco meses a través de un contrato por el que el Estado boliviano ha invertido 16,5 millones de dólares. Aunque si funciona, bromeó el presidente Morales en su alocución, se lo quedará ya que es “experto en la nacionalización”.

En cuanto al proyecto, se espera que a finales de noviembre se tengan ya resultados, aunque con la técnica que se va a utilizar, precisó Achá, se podrán obtener resultados muy temprano y a partir de esos datos se podrá ya tomar decisiones de carácter técnico en las áreas exploratorias investigadas.

El proyecto tendrá incidencia en todos los departamentos del país y se ha planificado realizar un rastreo de 8.732 kilómetros, 112 líneas de vuelo. El procedimiento de trabajo incluye la adquisición de información vía aérea con los equipos que se encuentran dentro del avión y una vez almacenada la información en discos duros, la información pasa por los sistemas de procesamiento de la empresa NXT que se encuentran ya instalados en territorio boliviano.

Los resultados generados serán analizados y evaluados por el equipo técnico de YPFB en conjunto con los especialistas de soporte técnico de la empresa NXT.

“Con este sistema, vamos a ser más exactos en hacer la sísmica, más rápidos en explorar pozos, de esta manera que es el reto de la exploración que en los próximos cinco años lleguemos a los a 15 TCF (trillones de pies cúbicos por sus siglas en inglés), aumentemos producción, cumplamos con el mercado externo y en el mercado interno fundamentalmente. Hoy en día hay nuevas oportunidades de compra de gas de los países vecinos”, indicó el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, quien también estuvo presente en el acto.

En este sentido, expresó su deseo de que la tecnología responda a las expectativas y se logren detectar nuevos pozos de hidrocarburos para continuar con la exploración.

Convenios con la UAJMS

Tras la presentación del avión, Morales, junto a las autoridades de las empresas energéticas, el ministro de Hidrocarburos y el gobernador Adrián Oliva, asistieron a la Casa de la Cultura para la firma de convenios con la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS), con el objetivo de formar nuevos profesionales bolivianos en el área energética e hidrocarburífera.

El convenio establece la implementación de dos centros de investigación en la UAJMS, donde los estudiantes en formación realizarán investigaciones y la prestación de servicios, en beneficio de mejoras e innovaciones en el sector hidrocarburífero.

“Ahora los bolivianos, planificamos, diseñamos e invertimos económicamente, es una liberación económica. Pero la liberación tecnológica y científica es una enorme responsabilidad de las universidades. No creo que sea una cooperación de las universidades públicas, las universidades públicas tienen la obligación de formar nuevos talentos humanos con capacidad, conciencia social y compromiso nacional”, aseveró el presidente Morales, tras la firma de los convenios.

El País


VOLVER