Las ranitas que llegan apenas al centímetro de largo en la edad adulta, fueron descubiertas por un grupo de científicos brasileños dirigidos por un profesor de la Universidad Federal de Paraná, al sur del gigante suramericano.

Siete nuevas especies de ranas miniatura han sido descubiertas tras cinco años de exploración en las selvas tropicales atlánticas de Brasil, informó este jueves la revista científica Peerj.

Estas ranitas -del género “branchicephalus” que en la edad adulta no superan el centímetro de largo y que muestran colores brillantes- son muy endémicas y viven en unas pocas cimas montañosas de bosques nubosos, lo que las hace especialmente vulnerables a la extinción, sobre todo por el influjo del cambio climático en la distribución de su hábitat, sostiene la revista.

El profesor de la Universidad Federal de Paraná (estado Paraná, al sur de Brasil) y jefe del proyecto, Mario Pie, indicó que “a pesar de que llegar a muchos de los sitios de campo es agotador, existe siempre un sentimiento de expectación y curiosidad para saber cómo pueden ser las nuevas especies”.

Los científicos se muestran optimistas sobre las perspectivas de futuros estudios, ya que consideran que el hallazgo de las siete nuevas especies es “solo el comienzo, sobre todo teniendo en cuenta que ya se han encontrado especies adicionales y que ahora se está haciendo su descripción formal”, explicó el investigador asociado del Instituto Mater Natura de estudios medioambientales Luiz Ribeiro.

Muchas especies de branchycephalus son de colores brillantes, posiblemente como advertencia de que tienen en la piel una potente neurotoxina conocida como tetrodotixina.

Estas ranitas viven en lugares muy limitados debido a su adaptación a los bosques nubosos, lo que evita que migren a través de los valles y propicia la formación de nuevas especies.

Interesante: Este tipo de anfibios se encuentran entre los vertebrados terrestres más pequeños, pues su talla no supera el centímetro. Su tamaño impacta en una variedad de cambios en su estructura corporal, entre ellos la reducción del número de dedos.

Las primeras especies de rana “branchicephalus” fueron descritas en 1842 por el naturalista alemán Johan Baptist von Spix y la mayor parte han sido ubicadas apenas en la última década.

Telesur


Volver