Un científico-químico dominicano, con dos doctorados en bacteriología (uno en Unión Soviética y otro en Estados Unidos) ha desarrollado, tras años de investigación, un medicamento que mediante unos cuantos enjuagues que, a diferencia de los comerciales, se traga una vez que se hacen los buches, cura definitivamente el mal aliento.

El doctor Diógenes Aybar Batista se propuso investigar y dar soluciones bacteriológicas a algunos de los problemas de salud que se manifiestan en buena parte de la población.

Uno de los problemas que se planteó fue la halitosis, palabra de origen griego compuesta por los vocablos “halitus”, (que quiere decir soplo, exhalación o aliento) y “osis” que refiere enfermedad, patología, degeneración.

Hablar con Diógenes Aybar parece tramos una conversación de ficción, debido a la novedad que expone del uso de los bactericidas en función de la salud humana.

Y ha logrado un medicamento que bautizó con el nombre Lysibiotic, (que tiene registrado internacionalmente) un poderoso bactericida general que no solo elimina el mal aliento sino que tiene otros efectos positivos en el tracto intestinal e incluso frente a la conjuntivitis ocular, Se trata de un polvo de color blanco, que mezclado con un poco de agua, permite un enjuague unos minutos, y que se ingiere para extender sus acciones frente a otras bacterias negativas que se encuentran en el resto del organismo.

Observa que los enjuagues bucales comerciales no pueden ser tragados por ser abrasivos, a diferencia del suyo que si se integra al organismo para provocar….

Otros 10 beneficios

Dice Aybar que su medicamento tiene otros diez efectos para combatir: Gingivitis. Se ha tratado con éxito a pacientes voluntarios con gingivitis regular, aguda y crónica.. 3. infecciones bacterianas de la garganta, la boca, el esófago y del píloro, principalmente HelicobacterPilori e nfecciones bacterianas superficiales en la piel.

Dice que su bactericida tiene éxito en heridas infectadas o llagas persistentes, en infecciones bacterianas en la mucosa vaginal, en sinusitis bacteriana, en infecciones bacterianas de los pulmones, crónicas o agudas y finalmente en infecciones bacterianas crónicas de los intestinos, como la diverticulitis, desorden de la flora microbiana intestinal, diarrea bacteriana, enterocolitis.

Quiere donarlo

El doctor Aybar no tiene objetivos comerciales con el medicamento y desea entregarlo al Estado en la persona del presidente Danilo Medina para que este, tras las corroboraciones médicas y bioquímicas, se pueda poner a disposición de la población dominicana.

Explica que la comunicación con el planteamiento al presidente Medina la ha hecho llegar por varias vías, pero que no ha tenido respuesta. Entiende que en este caso “hay que hacer lo que nunca se ha hecho: convertir el país en un dador de una solución mundial de salud”.

El doctor Aybar entiende que si el presidente hubiera recibido su propuesta, sabiendo que viene de él, a quien conoce muy bien; y entendiendo además la importancia que tiene para el gobierno resolver este tipo de problemas de salud pública por el impacto social que tiene, no hubiera tardado en formar una comisión con el Ministerio de Salud Pública para armar el proyecto.

Con este proyecto, a muy bajo costo para el gobierno, y gratis para los pacientes, en seis meses se puede curar a todos los pacientes ya identificados en el país con infecciones resistentes a los antibióticos.

“El gobierno puede ofrecer su ayuda a la OMS para enfrentar la pandemia mundial.

Deseo entregar la fórmula o prepararla para que el Estado sea el titular del medicamento y que desde República Dominicana podamos hacer un bien a toda la humanidad” afirma.

Resistencia

El doctor Diógenes Aybar expresó que, en vista de que la OMS ha anunciado que el incremento de las infecciones bacterianas,sobre todo las pulmonares, con el factor de la resistencia a los antibióticos, se consideran en el deber de hacer un aporte a la salud colectiva.

Aclara que su único interés en este caso es el de saber que contribuye a solucionar un problema mundial de salud.

Está dispuesto a ser contactado por las autoridades del más alto nivel de salud, para planear la entrega.

El mal aliento

La halitosis, como el conjunto de olores desagradables que se emiten por la boca, afección que estadísticamente, de acuerdo con la OMS, puede afectar a una de cada diez personas. Este problema afecta a una de cada dos personas.

Los cambios temporales en el aliento tienen su origen dependerá de los hábitos de higiene, la salivación, en la persistencia en hábitos como el fumar, si se consume café o bebidas alcohólicas o si se consumen productos picantes como cebolla o ajo, sin descartar enfermedades bucales o estomacales.

Estas personas pueden no percibir su mal aliento debido a una pérdida de sensibilidad, dado que su sistema olfatorio se ha sumergido en su propio olor, lo que plantea una dificultad: el que alguien se lo indique. Generalmente solo se atreven personas muy cercanas que aprecien verdaderamente a quien sufre esta dolencia y se encuentran ante la responsabilidad de ayudarle a superarlo.

El científico

Diógenes Aybar Batista estudio ingeniería química en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, de donde salió egresado con notas sobresalientes en 1977. Desde las aulas evidenció un notable índice de inteligencia. Posteriormente hizo un doctorado entre los años 1977 y 1982 en Química de las Bacterias en la entonces Unión de República Socialistas Soviéticas, donde también egresó con nivel sobresaliente, para posteriormente hacer otro doctorado en Bioquímica entre 1982 y 1986 City University of. NY en Estados Unidos, en mientras ofrecía docencia y se dedicaba a la investigación bacteriana.

Su correo es:

diogenesaybar@hotmail.com

El Veedor Digital


VOLVER