Un constante llamado de creatividad ha motivado a dos jóvenes puertorriqueños a crear la empresa Tredé / Keznr, a través de la cual desafían la tecnología de la fabricación digital con diseños que entrelazan conceptos de la naturaleza y la matemática para crear singulares piezas de joyería premiadas a nivel internacional y que han capturado la atención del público a nivel local.

 “La idea de este proyecto surge hace tres años atrás mientras estudiaba mi maestría en el Instituto de Arquitectura Avanzada de Barcelona en búsqueda de algo diferente a los cursos tradicionales y me enfoqué en lo que es la fabricación digital.  La idea en síntesis es poder crear lo que quieras con las máquinas”, explicó a ELNUEVODIA.COM Gascó.

Tecnología novel en Puerto Rico

Tras culminar sus estudios en el instituto español, el joven empresario regresó a la Isla y comenzó a trabajar para una firma de arquitectos, lo que le permitió reunir suficiente dinero para comprar su primera impresora, la que se convertiría en la base de su empresa.

“En un principio mi objetivo era trabajar mis propios diseños, no lo había pensado como un negocio, pero me di cuenta que para ese entonces casi nadie estaba trabajando con esta tecnología en Puerto Rico así que entendí que podría ser una buena oportunidad para comenzar un negocio”, narró el diseñador sobre el génesis de Tredé, empresa con la que comenzó a ofrecer servicios de manufactura, diseño e impresión en tres dimensiones, al tiempo que comenzó a organizar talleres enfocados en el uso de este tipo de máquina.

De acuerdo a Gascó, en menos de un año han tenido clientes de todo tipo, algunos de los cuales pudieron suplir sus necesidades en menos de una semana, mientras que en otros casos la labor le ha tomado meses de arduo trabajo ya que llegan solo con una foto y tienen que hacer un modelo de la pieza empleando un programa llamado ‘Rhino’, donde se crea el código que utilizará la máquina puede fabricar el producto dejándose llevar por un conjunto de coordenadas.

“Esa es la parte más intensa porque además de dibujar y modelar el producto en tres dimensiones, tenemos que tomar en cuenta las diversas variables que entran en juego, desdeel material a utilizar hasta las limitaciones de cada máquina”, manifestó.

 Entre la matemática y la naturaleza

La función de la impresora es derretir un rollo de filamento y depositarlo, capa por capa, para elaborar un objeto. El trabajo puede ser complementado por un aparato con la capacidad de cortar con un láser, de manera que se puedan crear piezas fon la precisión que no ofrecen  métodos tradicionales. Tras analizar sus opciones, los diseñadores deciden crear Keznr, la primera línea de joyas elaboradas de manera digital.

“Lo que queremos hacer con Keznr es una exploración de las capacidades de las máquinas en términos geométricos. Buscamos probar las tolerancias, cuan finito podemos fabricar y que eso sea funcional de manera que no se rompa con facilidad”, detalló por su parte Martínez, quien relató que como parte del proceso utilizan un programa que se llama “Grasshooper” para hacer diseños paramétricos partiendo de figuras geométricas básicas.

“Nuestro diseño está inspirado en la geometría y la naturaleza, no nos dejamos llevar por lo ‘trendy’. Queremos crear piezas que  no pierdan relevancia por lo que utilizamos como base  geometría sencilla que sirva de punto de referencia que pueda ser identificado por las personas”, dijo la también diseñadora, quien destacó entre sus musas conceptos matemáticos como la ‘sección dorada’ y algoritmo que muestra el crecimiento de las plantas.

De acuerdo al dúo, Keznr ha tenido una gran recepción en el público ya que lograron vender en su totalidad algunos de los diseños durante su participación en la feria Boom realizada en Ponce a principios del 2015 y además algunas de las piezas ganaron premios en una competencia en Londres.

“Revalidamos en enero con la competencia en Londres y luego en Boom donde las piezas gustaron mucho. La gente le encantó tanto el producto en plata como el de resina”, opinó.

Explorando nuevos materiales

En el futuro inmediato, los planes de este colectivo es darse a conocer en el mercado local a través de los medios sociales y participando de diversos eventos, teniendo claro que no buscan apelar a las masas sino a un público que sepa apreciar la complejidad de sus conceptos.

También esperan trabajar nuevas creaciones con nuevos materiales, incluyendo una mezcla compuesta de 30% madera reciclada y 70% plástico, y otro tipo de propuestas como la elaboración de objetos para el hogar.

El nuevo día